LAS CÁMARAS EMPRESARIALES EXPRESARON SU DISGUSTO ANTE LA ACTITUD DEL SIMAPE

Ante la decisión de la conducción del Sindicato Marítimo de Pescadores -Simape de rechazar la propuesta superadora elaborada por el Ministerio de Trabajo y el Intendente Municipal Gustavo Pulti resulta difícil comprender cuáles son los auténticos motivos de una decisión que inevitablemente profundizará los serios perjuicios económicos y sociales sufridos en los últimos meses, por toda la comunidad.
Así lo manifiestan en un comunicado la CAMARA ARGENTINA DE ARMADORES DE BUQUES PESQUEROS DE ALTURA y la CAMARA DE LA INDUSTRIA PESQUERA ARGENTINA.Según señalan ,esta última propuesta siguió a la elaborada el viernes próximo pasado por el Ministerio de Agricultura, con la participación del Ministerio de Trabajo y las gestiones personales del Ministro del Interior, y que fuera rechazada por el SIMAPE el día sábado.

Cabe consignar que las propuestas rechazadas fueron elaboradas por los Ministros del Poder Ejecutivo siguiendo instrucciones de la Sra. Presidenta de la Republica.

Debemos destacar una vez más que las entidades gremiales empresarias de la pesca siempre hemos concurrido a las negociaciones paritarias, aún durante el presente año y frente a las enormes dificultades de la crisis pesquera, hemos negociado aumentos salariales con los otros grandes sindicatos de la pesca, tales como el Sindicato de Obreros del Pescado SOIP, Sindicato de Obreros Navales SAON y el sindicato de Obreros Marítimos Unidos SOMU, entre otros

Los dirigentes del SIMAPE han reconocido públicamente que están imposibilitados por la justicia Nacional del Trabajo de llevar adelante cualquier negociación colectiva ya que hay un fallo firme que así lo dispone. Este es el único motivo por el cual el SIMAPE no ha sido convocado este año junto con las Entidades Empresarias por el Ministerio de Trabajo de la Nación para discutir paritarias.

Frente a esta circunstancia, cabe preguntarse si el propósito central del SIMAPE es el de lograr mejoras para los trabajadores, o mantener la pulseada con el S.O.M.U. o más bien el de defender su cuestionada personería gremial, algo que de ser así, debería mantenerse en el ámbito judicial ò político gremial y no incentivando un conflicto que mantiene a toda la industria y la ciudad como rehén.

Lo cierto es que durante todo este tiempo, la obstinada actitud de la dirigencia gremial originó un grave deterioro en la economía de los trabajadores y fuertes pérdidas para las empresas, que claramente desde hace tiempo se perciben en toda la ciudad.

Este decaimiento en el movimiento económico de Mar del Plata se seguirá sintiendo por mucho tiempo más, ya que habrá empresas que no tendrán posibilidades de reanudar su trabajo normal al estar atravesado por un extenso período de inactividad.

Hoy, una vez más llamamos a la reflexión y ofrecemos nuevamente toda nuestra capacidad de entendimiento para que se arribe a un acuerdo que garantice el trabajo y la paz social a quienes se desempeñan en la industria pesquera y a toda la comunidad marplatense.

Comentá la nota