La UOM y las cámaras empresarias cerraron finalmente un acuerdo tras arduas negociaciones

El gremio que representa a los trabajadores metalúrgicos acordó un incremento salarial de 23% retroactivo a abril, con un bono no remunerativo de $1.100 que se desembolsará en dos cuotas de 550.
Después de arduas negociaciones, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), uno de los sindicatos más poderosos y representativos de la Argentina, alcanzó un acuerdo con la patronal del sector. Este convenio es considerado uno de los referentes por el resto de los gremios en sus respectivas negociaciones.

De esta manera, el sindicato que conduce Antonio Caló y representa a más de 250.000 trabajadores acordó un incremento de 23% en una sola vez a partir de abril, con un bono no remunerativo de $1.100 que se pagará en dos cuotas de $550, una en noviembre de este año y otra en febrero de 2013.

Luego de pasar a un cuarto intermedio en las tratativas que se desarrollaron en la sede del Ministerio de Trabajo, Caló manifestó que el acuerdo salarial estaba cerca, lo que evitaría que el gremio profundizara las medidas de fuerza.

El titular de la UOM aclaró que el sector empresario formuló "una oferta y nosotros una contraoferta, pero vuelvo a repetir que no es lo mejor, no es lo que nosotros pretendíamos, originalmente era el 25 por ciento".

El dirigente Enrique Salinas comentó al término del prolongado encuentro en el Ministerio de Trabajo que la cartera laboral exhortó a los empresarios a no descontar el día de paro que realizó el gremio".

Comentá la nota