Camioneros y alimentación endurecen las paritarias y lanzan medidas de fuerza

Camioneros y alimentación endurecen las paritarias y lanzan medidas de fuerza
El gremio que agrupa a los trabajadores de la alimentación inició anoche un paro que se extenderá hasta el sábado. El sindicato de Moyano prevé medidas la próxima semana
El segundo tramo de la ronda de paritarias arrancó complicado para el Gobierno. Después de haber conseguido encolumnar en un aumento del 24% más de una decena de acuerdos salariales, el Ministerio de Trabajo no logró destrabar ayer las negociaciones de los gremios de Alimentación y Camioneros, que decidieron endurecer con medidas de fuerza sus reclamos por subas que superan el 30%.

En ese marco, la Federación gremial que agrupa a los trabajadores de la industria de la alimentación inició anoche su plan de lucha, que contempla paros de tres horas por turno de producción hasta el próximo sábado y la realización de asambleas y manifestaciones en las principales fábricas del país. “Los acuerdos salariales a los que arriban distintos sectores, de los que somos absolutamente respetuosos, no pueden ser trasladados a otros por la mera especulación y capricho empresario”, advirtieron los representantes sindicales del sector al reprochar el último ofrecimiento de la Federación de Industrias de Productor Alimenticios y Afines (FIPAA). Esa propuesta consistió en un incremento de 24% en dos tramos (15% en mayo y 9% en septiembre) más una suma no remunerativa por única vez de $ 1.000 a pagarse en febrero de 2014.

Durante el encuentro de ayer en la cartera laboral, el gremio rechazó ese ofrecimiento e insistió con su pedido de elevar de $ 4.880 a $ 6.400 el piso salarial de la actividad, lo que representa una suba de 31%, además de una mejora del 28% para el resto de las categorías del sector. “Estamos muy lejos, el 24% no es viable en nuestra actividad”, confió uno de los dirigentes que participó de esa reunión.

Ante el fracaso de la negociación, los representantes oficializaron el paro de actividades que se extenderá hasta el sábado y advirtieron que si no logran definir un acuerdo salarial en la nueva audiencia prevista para mañana, profundizarán las medidas de fuerza con un posible paro de 24 horas.

Al conflicto en el sector de la Alimentación, se sumó también la amenaza del gremio de Camioneros, que lidera el jefe de la CGT opositora, Hugo Moyano, de disponer medidas de fuerza desde la próxima semana para reforzar su reclamo por un aumento salarial del 34%.

La amenaza de Camioneros fue lanzada ayer por el número dos del gremio, Pablo Moyano, ante la falta de avances en la reunión paritaria con los representantes de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), que mantuvo su propuesta de un aumento de 20% en tres tramos, un esquema que ya había sido rechazado por el sindicato. “Los empresarios vinieron nuevamente con la payasada del 20% cuando nosotros estamos reclamando el 34%”, se quejó Moyano hijo a la vez que anunció la decisión del gremio de declararse en estado de alerta y movilización.

Si bien las partes acordaron volver a reunirse el próximo miércoles, Camioneros ya oficializó para el lunes la realización de un plenario de delegados de todo el país para definir la modalidad del plan de lucha que implementarán para reforzar su reclamo salarial. “En estas condiciones vamos a un conflicto seguro: habrá paros y movilizaciones”, anticiparon desde la cúpula sindical.

También desde el sector empresario admitieron la preocupación por un inminente escenario de conflicto en el transporte de cargas a raíz de la importante brecha entre el reclamo gremial y la propuesta formulada por la Fadeeac. “Camioneros ya decretó oficialmente el estado de alerta. Y va a haber medidas porque las empresas no están en condiciones de pagar un aumento del 34%, eso es inviable”, puntualizaron desde la federación empresaria.

Además de las paritarias de Camioneros y la industria de la Alimentación, también están en marcha las discusiones con el gremio gastronómico, que lidera el jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, que presiona por un incremento salarial del 30% para este año.

Comentá la nota