Camioneros amenaza con más paros y hasta con una huelga general

La próxima protesta sería en el transporte de combustibles o la recolección de basura.
Paro nacional. La amenaza. El secretario adjunto del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, advirtió que las medidas de fuerza pueden multiplicarse. “Hay mucha bronca. Los empresarios vinieron ayer con una burla: una propuesta del 18 por ciento de aumento en 3 cuotas. Si no hay novedades, s e van a ir sumando otras actividades como el combustible, recolección de residuos, diarios, gaseosas, correo y mudanzas ”, sentenció Moyano.

El jueves, Moyano explotó en la primera audiencia paritaria y disparó el primer dardo: “Basta de chamuyo. Estoy podrido de escucharlos siempre llorando”, les gritó a los representantes de la Federación de Empresas de Transporte de Cargas (Fadeeac).

Ayer, Pablo Moyano n o descartó un paro general de la Federación General de Camioneros en todo el país, de 48 a 72 horas.

Sería el primer paro general de Camioneros a un gobierno kirchnerista, en el medio de una batalla sin cuartel entre los Moyano y el Gobierno.

Desde el moyanismo acusaron ayer al Gobierno de ser uno de los responsables de generar las protestas (Ver página 7). En el medio, aparece la pelea por la conducción de la CGT entre los gremios que responden a Hugo Moyano y los que están alineados con la Casa Rosada.

En Camioneros se habla de medidas de fuerza “sorpresivas” y si los acuerdos no llegan no descartan que el sector de combustibles sea uno de los primeros en acoplarse. Quieren mostrar poder y convocatoria. Ese sector es uno de los que lidera la pirámide salarial y por ende sus trabajadores son los que más descuentos sufren por el impuesto a las ganancias.

A combustibles se suma el transporte de caudales que ayer mostró su “poder de fuego”. “El paro, en principio, es por 24 horas y a nivel nacional. En todo el país se está cumpliendo la medida de fuerza en reclamo del 30 por ciento de aumento salarial. Estamos pidiendo además una compensación económica por el robo que le hace el Estado a los trabajadores cobrándoles impuesto al trabajo”, explicó en referencia al paro de ayer -que ya fue levantado- y a lo que puede venir.

Camioneros demanda un aumento salarial del 30 por ciento y una compensación para cada uno de sus 200.000 afiliados de entre 3.000 y 4.000 pesos. El 23 de mayo, Camioneros reclamó el 30 por ciento. La respuesta la recibió 24 horas después: los empresarios contestaron que no estaban en condiciones de otorgar un aumento de esa magnitud.

“Lo que no quieren es a la gente en la calle reclamando por el poder adquisitivo en un año de evidente ajuste”, sostuvo en la red social Twitter, el diputado nacional y dirigente gremial, Facundo Moyano. El diálogo sigue roto y la protesta amenaza ir en aumento.

Comentá la nota