Camioneros amplían protesta y se aguarda actuación policial

Camioneros amplían protesta y se aguarda actuación policial
El gremio ratificó el bloqueo y lo extendió a otras dos cadenas, tras fracasar una mediación de la Provincia. Esperan que la Policía garantice hoy el ingreso de camiones.
El Gobierno provincial no consiguió ayer su propósito de interceder para que el gremio de los camioneros levante el bloqueo que realiza desde el domingo en los centros de distribución de cuatro cadenas de supermercados de Córdoba.

A su vez, el gremio de los camioneros, con Pablo Moyano a la cabeza, redobló la apuesta y además de ratificar la continuidad de la protesta anunció que el bloqueo se extendió a centros de distribución de las cadenas Disco y Libertad.

Moyano, número dos del sindicato camionero a nivel nacional, ratificó anoche que continuarán en los ingresos de los centros de distribución hasta que los supermercadistas cumplan con el acuerdo que firmaron el 1° de diciembre del año pasado para que 300 empleados de esos depósitos queden dentro del convenio de camioneros.

En tanto, el Gobierno no consiguió ayer destrabar el conflicto. Pero el ministro de Trabajo de la Provincia, Omar Dragún, les prometió a los supermercadistas que la Policía garantizaría la seguridad para que los camiones pueden ingresar y salir de los centros de distribución, según dijo a este diario Benjamín Blanch, vicepresidente de la cámara empresaria. Desde la tarde, numerosos efectivos de la Guardia de Infantería y de la División Canes se apostaron en las proximidades de los centros de distribución.

La cámara supermercadista presentó dos denuncias penales que recayeron en los fiscales José Mana y Alfredo Villegas.

Los piquetes del gremio camionero nacional y de su filial en Córdoba continuaron ayer impidiendo el ingreso y egreso de camiones a los centros de distribución de los supermercados Cordiez, Buenos Días, Mariano Max y Almacor. Esa medida generó que el stock de productos de la canasta básica cayera hasta 50 por ciento en varios supermercados.

A pedido del gobernador José Manuel de la Sota, ayer se convocó a una mesa de concertación en el Centro Cívico para buscar destrabar el conflicto entre supermercadistas y representantes gremiales.

La reunión de funcionarios empresarios se prolongó por casi dos horas. Los camioneros encabezados por Moyano abandonaron el encuentro a media hora de iniciado, tras ratificar su postura y cuestionar a los empresarios cordobeses por no cumplir su compromiso.

Básicamente, reclaman que los empresarios cumplan el acuerdo firmado en diciembre para que los empleados dejen el gremio de comercio y pasen a depender de camioneros.

Los supermercadistas alegan, por su lado, que fueron presionados para cerrar ese convenio y que de inmediato así lo denunciaron para tratar de que quedara sin efecto.

Omar Dragún, ministro de Trabajo provincial, reconoció a este diario que “no tuvo éxito” la gestión del Gobierno para conseguir un entendimiento entre las partes. El Gobierno dijo que respeta el dictamen de Trabajo de la Nación.

No obstante, Dragún cuestionó la falta de actuación de la cartera nacional por no intervenir en el conflicto mientras que Moyano insistió en que debe resolver la Provincia.

“Los supermercados en problemas están acá, en Córdoba”, dijo el sindicalista.

El eje de la disputa

Logística. El gremio de los camioneros reclama que los empleados de logística de los centros de distribución de los supermercados que trabajan como choferes y en depósitos estén bajo su convenio.

Preacuerdo. En diciembre del año pasado, las cadenas de supermercados de Córdoba Cordiez, Buenos Días, Almacor y Mariano Max firmaron un preacuerdo para ese traspaso, que ahora desconocen.

Dictamen nacional. El Ministerio de Trabajo de la Nación dictaminó el 19 de marzo que la actividad de los 300 empleados de las cuatro cadenas de Córdoba es “exclusivamente mercantil” y desestimó la pretensión de los camioneros.

Una versión de este artículo fue publicada en la edición impresa del Miércoles 27 de marzo de 2013

Comentá la nota