Los camioneros y el Gobierno acordaron dialogar y mañana habrá distribución

El Gobierno y el sindicato de los camioneros bajaron la tensión y acordaron un compás de espera de treinta días para reunirse y negociar un acuerdo. Por el momento, desde el gremio confirmaron que no habrá huelga de camioneros mañana ni impedimento alguno para que las mercaderías lleguen a destino a cada comercio de la Ciudad.
A pesar del conflicto, el jueves próximo se pondrá en marcha el plan para reordenar la actividad en el macrocentro, restringir la carga y descarga de camiones de gran porte que, en principio, podrán circular hasta las 11.30.

Desde el Gobierno admitieron que el viernes por la noche se comunicaron con Pablo Moyano, quien lidera el gremio de los camioneros, con un tono conciliatorio para bajar los decibeles de la discusión que arrancó el lunes pasado. “Llamaron a Pablo para establecer un puente de diálogo. La medida se va a llevar a cabo, pero pactamos reuniones entre cámaras de supermercados, el Gobierno y nosotros para llegar a un acuerdo. Va a estar repleto de multas si se ponen rígidos, porque los camiones no llegan a hacer su recorrido completo de carga y descarga en sólo dos horas. Hoy tenemos hasta las 14 horas para hacer el recorrido de distribución de las mercaderías. Pero lo importante es que se va a dialogar”, confirmó Héctor López, vocero de Moyano respecto a la nueva medida oficial para que los camiones de más de ocho metros de largo solo puedan ingresar al macrocentro de 20 a 8.

El sindicato le había pedido a Macri 45 días para implementar la nueva norma, pero el jefe de Gobierno sólo había respetado el primer plazo acordado, que eran siete días antes de implementar la normativa. Cuando esta semana se anunció que la medida se llevaría a cabo tal cual estaba confeccionada, Pablo Moyano dijo: “Si el problema son los camiones en el microcentro, a partir del lunes ( por mañana) no van a entrar camiones ni de gaseosas ni de productos lácteos, ni repartidores de diarios ni residuos”.

Sin embargo, allegados a Moyano desmintieron haber anunciado un paro para el lunes y afirmaron que “queremos acordar la forma en que se va a implementar la medida, el resto es un armado de Clarín”. Desde el Gobierno porteño están muy atentos a las repercusiones de la implementación de la normativa. “Efectivamente, nos comunicamos con ellos y nos confirmaron que no realizarán la huelga. Acordamos realizar reuniones durante estos primeros treinta días para observar cómo se van adaptando a la nueva medida”, confirmó Guillermo Dietrich, subsecretario de Tránsito y Transporte porteño, y agregó que “queremos llegar a un diálogo y generar consensos. La realidad es que todas las partes saben que hay que modificar el régimen de carga y descarga porque así como está es el peor de todos. Es un desastre y afecta al tránsito, a los camioneros y a los empresarios”.

Luego de las idas y vueltas, a partir del jueves las restricciones de carga y descarga estarán limitadas a los barrios de Balvanera, San Cristóbal y alrededores. En la zona comprendida por las avenidas Pueyrredón, San Juan y El Bajo porteño podrán circular hasta las 11.30. En el transcurso de este mes, se irá observando cómo funciona la logística y hasta dónde se podrá implementar en las otras dos zonas restantes que se planificaron. Sólo el tiempo dirá si se logra el acuerdo y el tránsito comienza a ser un poco más tolerable.

Comentá la nota