Camioneros y gremios del puerto lanzan un plan de lucha

Camioneros y gremios del puerto lanzan un plan de lucha
Reclaman a una firma pesquera por sueldos y aportes sindicales atrasados. La Cámara Argentina de Trabajadores del Transporte declaró a sus sindicatos en estado de alerta y movilización.
El sindicato de Choferes de Camiones y otros siete gremios marítimos y portuarios acordaron ayer un frente común para iniciar un plan de lucha contra la empresa Barilari, a la que denunciaron por salarios adeudados y una mora más cuantiosa todavía en materia de aportes patronales y sindicales.

La Cámara Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que lidera Camioneros e integran además casi la totalidad de los gremios con actuación en la zona portuaria, aseguraron que esa firma pesquera adeuda salarios "por más de 2 millones de pesos a más de 500 empleados", y también otros 5 millones en aportes.

El plan de lucha fue anunciado ayer en conferencia de prensa liderada por el titular local de Camioneros Héctor Martínez y consistirá en "medidas de fuerza sorpresivas" -que no detallaron- a partir de hoy. Previamente, un grupo de Camioneros protagonizó un "escrache" delante del domicilio de uno de los referentes de la empresa.

La conferencia de prensa fue en una sede sindical de Juan B. Justo 518 donde funciona la delegación local de la CATT. También estuvieron presentes representantes del Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (Siconara), Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape), Sindicato de Obreros de la Industria del Pescado (SOIP), Sindicato de Empleados de Comercio (SEC), Sindicato Argentino de Obreros Navales (SAON) y Asociación Argentina de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca.

Ante la presencia de algunos de los empleados de Barilari, afectados por los salarios caídos, Martínez anunció un "plan de lucha, con estado de alerta y asamblea permanente contra la empresa Barilari, que paralizó los buques que salían a capturar. Queremos denunciar y vamos a defender la fuente laboral en peligro de más de 500 empleados, los sueldos atrasados por más de 2 millones de pesos y, además, aclarar que la firma adeuda más de 5 millones de pesos de aportes y contribuciones a organizaciones gremiales".

Las "posibles medidas de fuerza" que planificaron los dirigentes afectarán "en forma sorpresiva" la actividad en el puerto, "en defensa de la registración de los trabajadores en negro" y "en contra de actitudes" de representantes de la empresa a la que además acusaron de estar "apelando a medidas como la quiebra y cambios de firma fraudulentos", según informó Martínez, único vocero ante los medios.

Al cabo de la reunión entre gremios, Martínez afirmó: "Estamos alertas ante un posible vaciamiento, del cual ya hemos sido alertados".

LA CAPITAL intentó varias veces comunicarse con algún vocero de la firma cuestionada Barilari para conocer la postura empresaria pero no hubo respuesta.

Reclamaron el pago de salarios

Alrededor de 40 choferes de camiones que trabajan para la empresa pesquera Barilari y que realizan viajes de larga distancia transportando pescado se instalaron ayer por la mañana frente al domicilio de Franco Barilari, uno de los titulares de la firma, y concretaron una ruidosa manifestación en reclamo del pago de salarios caídos.

Luis Martín, secretario gremial del Sindicato de Choferes de Camiones, explicó a este medio que "la empresa además de parte de los salarios de marzo y abril, está adeudando vacaciones; el titular de la misma no concurre al frigorífico ni se hace presente en las reuniones que convoca el gremio; la planta, que en total tiene alrededor de 1.500 trabajadores pertenecientes a distintos sindicatos, hace una semana que está paralizada", señaló. Dijo luego que "hace dos meses que nuestros afiliados vienen soportando esta situación; los pagos a cuenta no son suficientes para que puedan atender sus necesidades básicas; si bien el gremio hizo las presentaciones del caso en el Ministerio de Trabajo, la empresa no se presentó", afirmó el dirigente.

Por su parte Javier Fredes, delegado de los choferes, manifestó que "si bien la empresa había entrado en convocatoria de acreedores, hace dos meses que levantó el concurso; de todos modos, no nos están dando trabajo ni nos pagan lo que nos adeudan; advertimos que hay como una especie de vaciamiento ya que a los camiones se los están llevando a Buenos Aires para venderlos; a raíz de que los afiliados al SOIP produjeron algunos daños, hace una semana que la planta permanece cerrada", señaló.

Finalmente sostuvo que "en nuestro caso reclamamos la continuidad laboral y que nos paguen lo que nos adeudan; mientras nosotros nos encontramos en esta situación, la firma Barilari, que aún tiene 26 camiones, se da el lujo de tener a los barcos parados", se quejó.

Comentá la nota