Los camioneros llegaron a un acuerdo con Aduana y ya están pasando a Chile

Los camioneros llegaron a un acuerdo con Aduana y ya están pasando a Chile
Los choferes aceptaron los cambios que se implementarán, tras la meta de acortar los tiempos de los trámites.
Finalmente los camioneros lograron un acuerdo con las autoridades de Aduana y alrededor de las 18 horas de ayer comenzaron a pasar a Chile luego de un paro de casi 48 horas. La medida de fuerza fue determinada por los choferes el domingo pasado cuando los trámites en el control aduanero se extendieron por varias horas que generó protestas que en muchos casos se expresaron a los gritos.

Después de una reunión que se mantuvo el lunes entre los trabajadores, representantes de Gendarmería y funcionarios de Aduana, todos quedaron expectantes ante las posibles respuestas a las exigencias de los choferes. Finalmente, este martes llegaron hasta Uspallata, funcionarios de Aduana, de Vialidad, de la Aduana chilena, un representante del Gobierno provincial y del Senasa y un delegado de Aprocam, la entidad que reúne a los propietarios de camiones.

El acuerdo logrado contempla: ajustar los horarios de atención a los camiones que pasan a Chile, poner más personal, hacer que el tiempo de trámites sea menor, que la caída del sistema María sea solamente de 23 horas a 1 de la madrugada, que se acorten los tiempos para la colocación de los precintos electrónicos, que haya semáforos en la entrada y salida de la inmensa playa de estacionamiento, unas 3 ó 4 hectáreas, que está donde ubican los edificios de Aduana. Las autoridades también se comprometieron a arreglar esa playa de estacionamiento poniendo asfalto y luces para darle más seguridad en horas de la noche.

Los plazos en que los funcionarios harán todos estos ajustes van desde los 5 días a los 10.

La medida de fuerza fue decidida por los camioneros y exigieron que los trámites de control en la Aduana sean más rápidos. Cuando comenzó la protesta, Gendarmería ordenó el estacionamiento de los camiones que se dirigían a Chile en la playa que tiene el Sindicato de Camioneros en Uspallata y en otra de la Aduana que es conocida por el nombre de "El monstruo". Y también fueron ubicados en las proximidades de la Destilería. Un total de 900 camiones debieron quedar sin pasar a Chile a raíz de la protestas, Los hombres del volante recodaron que hace 9 meses debieron hacer una medida similar reclamando por los mismos motivos.

En una semana, casi todo debería cambiar para los camioneros en Uspallata. No sólo controles rápidos sino también baños limpios y agua caliente para higienizarse. Más luces en la noche y más seguridad para los que tienen que pernoctar en los alrededores a la espera de las autorizaciones para trasladarse a Chile.

Casi el centenar de camioneros que participó activamente de la suspensión del paso al país trasandino, espera que estos acuerdos sean permanentes para que el trabajo que cumplen este garantizado.

Quienes estuvieron al frente de las negociaciones prometieron sacar fotocopias al documento que todas las partes firmaron y que contiene los acuerdos logrados. La idea es que cada chofer tenga el documento para evitar problemas y esclarecer a sus compañeros en el camino.

Comentá la nota