Camioneros y CTA midieron el paro local como “un éxito”: sin recolección, sin bancos y con actividad reducida en escuelas y el hospital

Camioneros y CTA midieron el paro local como “un éxito”: sin recolección, sin bancos y con actividad reducida en escuelas y el hospital
En nuestra ciudad se sintió ayer el paro nacional convocado desde la CGT de Hugo Moyano y desde la CTA de Pablo Micheli. Desde las sedes locales de Camioneros y la CTA indicaron que la medida tuvo altísimo acatamiento en San Nicolás. Unos 80 camiones fueron detenidos durante largas horas en las rotondas del acceso Presidente Perón y de la avenida Savio.
En el marco de la primera huelga general contra el actual Gobierno nacional, la habitual actividad de la ciudad se vio ayer mermada por la medida de alcance nacional impulsada desde la CGT de Hugo Moyano, la CTA de Pablo Micheli y otros sectores sindicales opositores. Debido a la adhesión de Camioneros, no hubo recolección de residuos. Tampoco funcionaron los bancos. Por adhesión de trabajadores agremiados en ATE, la actividad del hospital San Felipe se vio algo resentida. En tanto, en las escuelas hubo un acatamiento que rondó el 50 por ciento.

Con el amanecer, la ciudad ya comenzó a ver la primera de las consecuencias locales del paro nacional. Pese a que la Municipalidad de San Nicolás había advertido a los vecinos que no habría servicio de recolección -debido a que los trabajadores afiliados al Sindicato de Camioneros adherían al paro-, con las primeras luces del alba se vieron bolsas de basura en las veredas nicoleñas, intactas. Tampoco hubo barrido.

Otras postales locales de la huelga que se hacía sentir en todo el país, comenzaron a dibujarse desde temprano en dos rotondas nicoleñas: la ubicada sobre el acceso Presidente Perón, frente al ITEC, y la Rotonda Sur, en avenida Savio y Ruta 188.

En esos puntos, afiliados de Camioneros interceptaban el paso de camiones con cargas, para hacerlos detener a un costado, donde permanecerían inmóviles durante largas horas.

“Lo que hicimos nosotros fue ir a las rotondas, agarrando a los camiones que entraban o salían de San Nicolás, vivos que querían hacer su negocio en el día de la huelga. Ahora están pagando las consecuencias. Lamentablemente, están parados, esperando que levantemos el corte. Es gente que no vive en San Nicolás, y que viene a traer mercaderías, en beneficio propio”, comentó a EL NORTE Julio Cabaleyro, secretario general del Sindicato de Choferes de Camiones (Camioneros) de San Nicolás. Estimó que un total de 80 camiones estaban detenidos en ambas rotondas.

Más allá de los camiones, para el resto de los vehículos el paso no estuvo interrumpido, aunque sí hubo un obstáculo a esquivar en Savio y las vías: neumáticos y una quema sobre la calzada.

El dirigente gremial de la organización moyanista también indicó que en nuestra ciudad “el paro es un éxito total”. Y agregó: “Las empresas grandes como Siderar, Bunge y Acindar cerraron las puertas y no despacharon mercaderías para afuera. La mayoría de los trabajadores de todos los transportes se adhirieron. Esto es algo que hacemos por todos, no estamos en esta huelga porque se nos antoja o porque estamos locos. El sueldo del trabajador no es una ganancia por la cual haya que pagar impuestos, es lo que el trabajador se gana cuando se mata laburando para poder llevar un mango a la casa para cubrir las necesidades básicas de su familia”.

Otros sectores

Por adhesión de los bancarios, tampoco operaron los bancos en la ciudad, por lo cual durante la mañana y pasado el mediodía de ayer las calles céntricas de la ciudad exhibieron un ritmo algo más cansino que el habitual de cada martes. Con adhesiones de la AJB y de ATE, tampoco hubo actividad en Tribunales ni el Registro Civil.

En tanto, el panorama en las escuelas fue variado. Algunas dictaron clases con total normalidad, pese al ato acatamiento de auxiliares nucleados en ATE. Otras permanecieron abiertas, pero sufrieron la ausencia de docentes que adhirieron a la medida. En tanto, otras varias estuvieron directamente cerradas.

Desde Inspección de Enseñanza de la Región 12 comentaron a EL NORTE que el acatamiento docente a la huelga se ubicó cerca del 50 por ciento.

La huelga se hizo sentir también en el Hospital San Felipe, por adhesiones de médicos de la APUFE (afiliada al CICOP) y enfermeros y auxiliares de ATE. De todas maneras, desde las sedes locales de esas organizaciones advirtieron que se prestaron las guardias mínimas.

“El paro es de una gran contundencia. La gente está adherida al paro en los distintos sectores, ya sea en la parte estatal como en la privada. Hay una gran adhesión, debida al gran descontento reinante entre los trabajadores por los ajustes del Gobierno nacional sobre el salario, por el impuesto al salario y por hacer caso omiso a nuestro pedido del 82 por ciento móvil para los jubilados”, señaló Gabriel Godoy, secretario general de CTA San Nicolás.

Por último, sobre el mediodía de ayer EL NORTE recogió la opinión del intendente municipal Ismael Passaglia. “No estoy teniendo mayor información del paro, porque la Municipalidad está trabajando normalmente. De hecho, estuvimos bastante atareados con reuniones de trabajo. De todas maneras, hay que respetar el derecho a huelga que establece la Constitución de la República. El que quiere parar, para; y el que no quiere parar, no para”, indico el titular del Departamento Ejecutivo Municipal.

LUIS HERRERA

“El paro evidencia un fracaso”

Durante la realización del paro lanzado desde la CGT moyanista, EL NORTE pidió ayer su opinión a Luis Herrera, secretario general de la CGT San Nicolás, y hombre vinculado más a la línea de Caló antes que la del camionero. “Como delegación regional, a nosotros no nos corresponde hacer ninguna evaluación, porque este paro fue lanzado por algunos sindicatos que responden a la conducción del secretario general de Camioneros, Hugo Moyano”, señaló Herrera.

Sin embargo, advirtió que “por lo que yo vi, incluso varios sindicatos que tienen una vertiente nacional cercana a Moyano en el orden nacional, han dejado librada la decisión de adherir o no”.

Y disparó: “Cuando un dirigente sindical tiene que tomar una medida extrema, eso muestra el fracaso que tuvo como dirigente a la hora de lograr una resolución de los conflictos que resultase favorable a los trabajadores. A partir de la reciente normalización de la CGT, y con el diálogo que se ha reinstalado con el Gobierno, se ha logrado generar una agenda, que es la agenda de todo el movimiento obrero: incluidos aquellos sindicatos que hoy (por ayer) están llevando a cabo esta medida de fuerza. De hecho, la propia Presidente de la Nación, en nombre del Estado Argentino, ha tomado la resolución de no incluir los aguinaldos de diciembre en el impuesto a las ganancias, como señal para el buen diálogo. Y también dijo que ya está en la agenda del Gobierno para el año que viene, y para discutir con el movimiento obrero, el tema del impuesto a las ganancias”.

Comentá la nota