Camioneros paró el transporte de caudales y podría haber falta de billetes en cajeros

Camioneros paró el transporte de caudales y podría haber falta de billetes en cajeros

El gremio de Camioneros cumple esta jornada con un paro “sorpresivo” de actividades que podría afectar el abastecimiento de billetes a los cajeros automáticos. El gremio exige un aumento del 40 por ciento, lejos del 28 que ofreció la mesa empresarial, además de "un adicional del 20 por ciento para los choferes de larga distancia, la incorporación de dos ramas más y el mejoramiento de una tercer rama de transporte pesados.

"Hugo Moyano anunció la semana pasada que íbamos a comenzar con las medidas de fuerza. El sector empresario sabía de esta medida porque se lo informamos el jueves pasado y además era de público conocimiento que las paritarias vencían el 30 de julio pero siempre esperan el último momento para negociar", relató Omar Gatica, titular de Camioneros San Luis.

En la última semana, fracasó la tercera ronda de negociaciones que realiza el gremio con las cámaras empresarias del sector en el marco de las paritarias, por lo que los trabajadores aguardan a la reunión de esta semana donde buscarán lograr un acuerdo salarial.

El paro en el transporte de caudales podría extenderse a otras ramas de la actividad de camioneros de impacto directo en el consumo diario de la población, como el transporte de alimentos y bebidas, el suministro de combustibles a las estaciones de servicio y la venta de diarios y revistas en quioscos.

La negociación salarial en esta actividad está muy complicada. En la última reunión en el Ministerio de Trabajo, Fadeeac mejoró su última oferta de aumento salarial en dos puntos (de 26 a 28 por ciento).

La propuesta está muy lejos de la exigencia de los camioneros, que reclama un aumento del 40 por ciento, más un plus en concepto de "profesionalidad" para los choferes. La patronal y el sindicato fueron citadas por la cartera que conduce Carlos Tomada para una nueva audiencia pasado mañana.

La Fadeeac afirma que no está en condiciones de otorgar la suba que reclama Moyano por la caída en el nivel de actividad del sector. En la última reunión advirtió incluso sobre el impacto del fallo a favor de los holdouts como "un nuevo factor" a tener en cuenta por su impacto en la economía a futuro. El gremio rechaza de plano los argumentos y afirma que la recomposición salarial que exigen no sólo es lógica, sino también urgente.

No se descarta que, antes de la audiencia del miércoles, el Ministerio de Trabajo dicte la conciliación obligatoria para evitar los efectos del paro. "Hay muchos empresarios que quieren negociar pero como tienen muchos compromisos con el Gobierno Nacional no pueden. Pedimos una actualización salarial del cuarenta por ciento pero nos ofrecen un 28. Hoy -por este lunes-, se empieza con la empresa de caudales y mañana con la de combustibles", amenazó Gatica.

Comentá la nota