Camioneros profundizó el bloqueo contra Siderar e interviene el Gobierno

Camioneros profundizó el bloqueo contra Siderar e interviene el Gobierno
Moyano anunció un paro por tiempo indeterminado, pero la empresa se despega del conflicto; reunión clave en Trabajo
Sin diálogo, se profundiza el conflicto . Las posiciones entre las partes son cada día más lejanas. De un lado, se incrementó la presión con el anuncio de bloqueos por tiempo indeterminado en distintos establecimientos. Del otro, advierten que no negociarán porque el conflicto no es de la empresa. La pelea entre el Sindicato de Camioneros (Sichoca) y Terniun Siderar, del Grupo Techint, se extiende sin resolución.

El gremio que lideran Hugo y Pablo Moyano mantiene desde anteayer un piquete en las plantas de San Nicolás, Ensenada y Canning, e impide el ingreso y egreso de camiones, en reclamo del pago por la indemnización de varios trabajadores despedidos.

Citados por el Ministerio de Trabajo, hoy a las 17 se reunirán las partes para intentar retomar las negociaciones que abandonaron hace poco más de 20 días. "Vamos a ir a Callao -sede del ministerio a cargo de Carlos Tomada- con Pablo [Moyano]; también está citada la empresa", dijo el secretario gremial de Camioneros, Marcelo Aparicio. Según pudo saber LA NACION, Siderar fue notificada del encuentro.

El conflicto se originó cuando la empresa transportista Vilaltella & Valls SA, contratada por Siderar para el transporte de insumos, entró en concurso preventivo a mediados de 2012 y echó a diez choferes. Según Aparicio, "Siderar también es responsable". Y agregó: "Ellos tenían conocimiento de lo que pasaba. ¿Si no por qué venían a las reuniones? Algún interés tienen".

Los encuentros a los que hizo referencia Aparicio fueron tres, en los que participaron representantes de Siderar, Camioneros y Vilaltella & Valls. El monto que reclaman es de 10 millones de pesos.

"Siderar es responsable de controlar a las empresas a las que contrata. Todo aquel que da trabajo es responsable solidario de lo que pueda hacer la empresa que está cumpliendo esa función. Siderar es responsable de una empresa que se fundió. Bah... no sé si se fundió. Es una situación bastante confusa", dijo el líder de la CGT Azopardo.

Mediante un comunicado, la empresa dijo estar "ajena al conflicto, pues fue sólo uno más de los muchos clientes de la empresa Vilaltella & Valls", que dejó de prestar servicios de transporte a la siderúrgica en junio de 2012.

El piquete entorpeció toda la cadena de producción de la siderúrgica. "El bloqueo afecta no sólo a las plantas de San Nicolás, Ensenada y Canning, sino también a las otras instalaciones productivas de Siderar en Florencio Varela, Rosario y Haedo, que reciben material semielaborado se ven impedidas de continuar su normal proceso productivo", manifestó la empresa, que está tramitando las denuncias ante las autoridades laborales para que el diferendo entre Camioneros y Vilaltella & Valls se canalice por las vías legales.

"La medida ilegítima impuesta por el sindicato está impidiendo el despacho de 9000 toneladas/día de chapa de acero destinadas a la industria de la construcción, al sector automotriz, agro y línea blanca, con la consiguiente afectación a toda la cadena de valor siderometalúrgica", expusieron desde Siderar.

La comunicación de la empresa expresó además que, "de continuar el bloqueo que impide el normal desarrollo del proceso productivo y el despacho previsto de productos terminados, el impacto comenzará a sentirse en la actividad de la industria aguas abajo y en los propios empleados de Siderar que no podrán realizar sus tareas habituales".

Lejos de entrar en esa discusión, Moyano padre sostuvo que "Siderar no exigió, no cumplió y no controló a la empresa [Vilaltella & Valls]", y por eso "es responsable".

Su hijo Pablo, secretario adjunto del sindicato, anunció que "el paro en las plantas es por tiempo indeterminado" y se mostró confiado en que la medida de fuerza los haga reflexionar: "Esperemos que reaccionen".

Ésta no es la primera vez que los Moyano bloquean la empresa. En agosto de 2010, Camioneros impidió el ingreso y egreso del transporte de la empresa durante 20 días.

LOS ACTORES EN PUGNA

Siderar

La empresa dijo estar "ajena al conflicto" y que era cliente de Vilaltella & Valls.

Camioneros

Reclama una indemnización de 10 millones de pesos para 18 trabajadores.

Ministerio de Trabajo

Tomada citó a las partes para hoy a las 17..

Comentá la nota