Camioneros rechazó laudo en contra, y la Nación pudo intervenir

Camioneros rechazó laudo en contra, y la Nación pudo intervenir
El Ministerio de Trabajo, que conduce Carlos Tomada, informó que el gremio de los Moyano presentó un recurso que habilita a esa cartera a resolver sobre el encuadramiento de los empleados de supermercados.

El Ministerio de Trabajo informó ayer que el Sindicato de Camioneros de Córdoba presentó el último viernes un recurso para que esa cartera vuelva a resolver sobre el encuadramiento de 300 trabajadores de depósito de los supermercados Mariano Max, Cordiez, Almacor y Buenos Días, en el conflicto que ese gremio mantiene con el de Comercio, lo que hasta ahora impedía interceder a la dependencia encabezada por Carlos Tomada.

“Es necesario recordar que el 19 de marzo pasado, el Ministerio se expidió sobre el tema y luego reiteró que volvería a hacerlo si el gremio presentaba un recurso rechazando la decisión, lo que ocurrió el último viernes”, explicó Trabajo en un comunicado, donde también se acusa al Gobierno provincial de haber actuado de “mala fe” al acusar judicialmente a la Nación de “inacción”.

El laudo del Ministerio de Trabajo, que recién ahora el gremio de Hugo y Pablo Moyano rechazaron formalmente, estableció que los 300 trabajadores del depósito de productos de los supermercados mencionados pertenecen al gremio de Comercio, porque esa es su actividad principal. Ése fue el inicio del conflicto por el que Camioneros bloqueó durante ocho días los centros de distribución de esas cadenas de supermecados.

La situación obligó al Gobierno provincial, que inicialmente había asegurado no tener potestad para intervenir, a dictar la conciliación obligatoria que hoy rige entre las partes.

Camioneros impedía la intervención de la Nación

Ayer, la cartera de Tomada añadió que “así como el Gobierno de Córdoba negó tener facultades para intervenir en el conflicto y, finalmente, intervino dictando la conciliación obligatoria, durante más de 20 días el Sindicato exigió la actuación del Ministerio de la Nación sin que hubiese concretado su presentación y ni siquiera transcurrido el plazo del que disponía para hacerlo”.

Por ese motivo “se impedía la intervención de la cartera laboral encabezada por Carlos Tomada”, señaló el escrito. “Recién con la mencionada presentación del 5 de abril, el Ministerio está en condiciones de ejercer su competencia y dictaminar una vez más sobre la cuestión de fondo, lo que hará, sin dilación, en los plazos correspondientes”, aclaró Trabajo.

Asimismo, el Gobierno provincial, “con total desconocimiento o mala fe, había efectuado una presentación ante la Justicia Federal acusando al Ministerio de inacción por no responder a un supuesto recurso que, como vemos, era hasta ese momento inexistente”. De hecho, el propio gobernador José Manuel de la Sota acusó a Tomada de “hacerse el bolú” (sic), supuestamente por no involucrarse oficialmente en el conflicto.

Comentá la nota