Camioneros reclama adicional de $ 4.000 para compensar Ganancias e inflación

Camioneros reclama adicional de $ 4.000 para compensar Ganancias e inflación
El planteo forma parte del plan del moyanismo para presionar a la Casa Rosada por cambios en el tributo. Petroleros ya acordó un plus y bancarios pide reabrir su paritaria

ELIZABETH PEGER Buenos Aires

Ante la falta de respuestas del Gobierno a los reclamos por la suba del mínimo no imponible de Ganancias, Hugo Moyano decidió poner en marcha su ofensiva para conseguir un suplemento salarial destinado a compensar los descuentos salariales por la aplicación del tributo y formalizó ante las cámaras empresarias del transporte de cargas el pedido de pago de un bono de $ 4.000 para los 200 mil afiliados al Sindicato de Camioneros. El reclamo del gremio, que sintetiza una idea que también es evaluada en otros importantes sindicatos frente a las demoras oficiales en definir cambios en Ganancias, forma parte de una nota que Moyano remitió ayer a la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac).

En el escrito, el sindicato que lidera el jefe de la CGT opositora exige a las empresas el pago antes de fin de año de un suplemento salarial de $ 4.000 para todos los trabajadores de la actividad. Y argumenta el reclamo en la necesidad compensar los recortes salariales generados por la falta de ajuste en el mínimo de Ganancias y en la necesidad de recuperar el poder adquisitivo de los sueldos del sector ante la suba de la inflación. Además, Camioneros fundamentó el pedido del plus salarial en los gastos que los trabajadores deben afrontar previo al inicio del próximo ciclo lectivo.

Con la nota enviada a los directivos de la Fadeeac, Moyano pico en punta en la estrategia que ya había junto al resto de sus gremios aliados en la conducción de la CGT opositora. En la última reunión que mantuvo con su par de la CTA disidente, Pablo Micheli, para coordinar detalles del paro nacional que las dos centrales prevén concretar el próximo 20 de noviembre, el camionero expuso la necesidad de que todos los gremios reclamen a las empresas de sus respectivas actividades el pago de suplementos de fin de año para compensar inflación y Ganancias. La apuesta del moyanismo supone que al trasladar esos planteos al sector empresario se profundizará la presión sobre la Casa Rosada para que acelere la suba del mínimo no imponible para antes de fin de año.

Hasta ahora la Federación del Petróleo y Gas Privado, que integra la CGT de Antonio Caló y conduce el dirigente Alberto Roberti, fue el único gremio que logró negociar el pago de un suplemento especial de fin de año por el mismo monto que reclama Camioneros.

En tanto, la Asociación Bancaria (AB) acordó en octubre con las cámaras que agrupan a entidades públicas y privadas un adicional de $ 1.250 en compensación por el “Día del Bancario” que se celebra hoy. Ese plus se agregó a otros premios que los bancos concedieron individualmente a su personal (por ejemplo el Banco Nación pagó el mes pasado un bono de $ 2.800 y el Macro una suma de $ 1.300) y que forman parte de una política que es habitual en el sector.

El dirigente moyanista Sergio Palazzo, titular de la AB, anticipó ayer a El Cronista que, a diferencia de los gremios que reclaman el pago de un bono de fin de año, su sindicato pedirá formalmente el próximo 15 de noviembre la reapertura de la paritaria de la actividad, ya que el convenio vigente vence el próximo 31 de diciembre. Es muy posible que en esa negociación se replique el esquema de los últimos años, en el que los bancos y el gremio convinieron el pago de una suma puente para el período enero-marzo, de manera de postergar la discusión del aumento anual hasta tener alguna precisión sobre la evolución de la inflación de 2013.

Como ocurre todos los años, la industria automotriz es otra de las actividades en que se negocia el pago de un suplemento especial por producción y presentismo que se suma al tradicional premio de vacaciones que reciben los mecánicos afiliados al gremio de Smata.

Comentá la nota