Camuzzi: sin acuerdo y sigue el paro

Los gremios vinculados a Camuzzi Gas Pampeana rechazaron la oferta salarial que realizó ayer la empresa y, en consecuencia, seguirán con el paro por tiempo indeterminado que comenzaron hace más de dos semanas.
Si bien tras el ofrecimiento de un aumento escalonado hasta fin de año del 23 por ciento parecía que el conflicto se solucionaba, las asambleas que se realizaron por la tarde en distintos puntos del país votaron por rechazar la propuesta.

"Las distintas asambleas han rechazado de manera unánime la oferta hecha por la empresa, nosotros presentamos una contrapropuesta y ahora veremos cuál es la respuesta. Pero por ahora todo sigue igual, el paro no se levanta hasta tanto haya un acuerdo", dijo ayer a LA ARENA Claudio González minutos después de la asamblea realizada en Bahía Blanca.

Los sindicatos de Neuquén, Patagonia Sur, Mar del Plata y La Plata, que son los otros cuatro sectores en que se dividen los trabajadores de Camuzzi en el país, también rechazaron la suba ofertada, que está muy cerca de lo pretendido por los trabajadores.

De hecho, González reconoció que la diferencia es de solo 2,5 por ciento, aunque también aclaró que los empleados pretenden que el último porcentaje previsto para diciembre se pague antes, en septiembre. "La verdad que estamos cerca de lo que pretendemos, pero el otro tema es que los trabajadores no quieren que el último aumento se vaya tan lejos", indicó.

La oferta salarial llegó cuando promediaba la tercera semana del paro de los gremios vinculados a Camuzzi Gas Pampeana. La empresa dejó de lado la postura extrema de no acordar un porcentaje para negociar y dio a conocer un cronograma de incrementos que se acerca a la demanda de los trabajadores.

Ayer por la mañana, en el marco de las reuniones que se realizan bajo el amparo del Ministerio de Trabajo de la Nación, la patronal puso a consideración la propuesta.

Camuzzi ofertó reconocer un 6 por ciento de aumento en marzo, otro 10 por ciento en julio, el 4 por ciento en octubre y un 3 por ciento en diciembre. Ello totaliza un 23 por ciento, aunque su acumulado se aproxima al 25 por ciento, cuatro puntos porcentuales menos que el reclamo gremial para el corriente año.

"Estamos mejor porque por primera vez hay una oferta concreta en la mesa. Da lugar a que sea analizada, debatida y votada en las asambleas correspondientes", dijo González por la mañana en Radio Noticias, antes del rechazo. "Lo otro era lisa y llanamente nada, no podías sentarte a evaluar y a contemplar nada. Por lo menos estamos sentados sobre una base", redondeó.

Por su parte, el secretario Adjunto del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Gas de Bahía Blanca, Alfredo Balbuena, habló por radio La Red de Buenos Aires y dijo: "no solo no nos satisface el porcentaje sino que nos quieren pagar en cómodas cuotas. La contrapropuesta es de un incremento del 10 por ciento para julio y otro incremento similar para septiembre".

Balbuena, además, reclamó por otras cuestiones laborales. "Queremos de una vez por todas, sentarnos a negociar con la patronal un nuevo Convenio Colectivo de Trabajo, porque hay condiciones laborales que no se pueden mantener, pretendemos una recategorización, es una vergüenza que haya profesionales, técnicos, ingenieros a los que se los encuadra en las categorías inferiores, no se nos reconoce el título pero usan la capacidad de la gente".

Luego añadió que "la empresa dice que tiene problemas porque las tarifas están atrasadas, pero ese es un problema de ellos con el Gobierno, la concesión la tiene Camuzzi no los empleados, además después de 18 días de paro recién hacen una oferta, esto significa que la plata la tienen pero nos usan para presionar políticamente y de eso los trabajadores estamos hartos".

Emergencias.

Por otra parte, los gremialistas se encargaron de aclarar que todo tipo de emergencias están contempladas en un plan de contingencia frente a los paros, llevando así tranquilidad a la población ante la posibilidad de que un inconveniente técnico en la red troncal de gas dejara sin tan vital servicio a un gran sector de la Argentina.

"Estamos hablando de un servicio esencial y, por ende, ante cualquier emergencia, está contemplada su atención por el sistema de guardias existente", aclaró González.

La aclaración del sindicalista fue la única dada en tal sentido, ya que pese a los intentos realizados por LA ARENA, ante Camuzzi y el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), no se consiguieron respuestas, pese a que desde fuentes sindicales se había alertado sobre los perjuicios que generaría a los usuarios una eventual rotura en la red.

Comentá la nota