Cañeros piden ponerle freno a la venta de azúcar sin control

Cañeros piden ponerle freno a la venta de azúcar sin control
Sergio Fara, de UCIT, reclamó que la Secretaría de Comercio indague sobre la procedencia del producto que se vende ilegalmente en la calle. Culpó por esta situación "a los intermediarios", a "los industriales sospechosos de siempre" y "a los grandes pulpos cañeros".
"Esto no tiene ninguna razón de ser y el Estado debería tomar urgentemente cartas en el asunto para controlar y evitar este tipo de irregularidades, que son la consecuencia de no haber exportado cuando era necesario". Con esas palabras, el titular de la Unión de Cañeros Independientes de Tucumán (UCIT), Sergio Fara, resumió el impacto que tuvo en el sector el informe de EL SIGLO publicó el último domingo y que desnudó la venta en negro de azúcar en plena vía pública. Tal como muestra la foto que ilustra esta nota, nuestro diario pudo constatar que vendedores informales comercializan en los accesos a la Capital tucumana fardos de azúcar a 30 pesos, valor que está muy por debajo de los que se puede encontrar en el mercado legal interno. Como si esto fuera poco, ni el envoltorio de papel madera exterior ni las bolsas plásticas que contienen el azúcar en su interior poseen inscripciones que permitan identificar su lugar de procedencia ni conocer el peso del producto, aunque nuestro diario pudo comprobar que pesan entre 700 y 800 gramos y no 1 kilo, violando todas las leyes vigentes. Lo más grave es que esto sucede en medio de una grave crisis generada, precisamente, por el bajo precio del producto como consecuencia de la falta de exportación de excedentes que terminaron inundando la plaza local.

Al respecto, Fara opinó que "la venta callejera sin control de azúcar muestra el desorden que existe en la actividad y que nos está arrastrando a una crisis tremenda, y es la consecuencia del hecho de que nunca se le puso freno a los intermediarios que especulan con estas situaciones y a los industriales sospechosos de siempre".

Además, sostuvo que "es triste y contradictorio que mientras en los supermercados el azúcar se vende a no menos de 7 pesos y con restricción de dos kilos por persona, haya gente vendiendo en plena calle de manera totalmente ilegal, a un precio que no guarda relación con la realidad y que nos perjudica a todos".

Fara recordó que "hubo una época en la que por las presiones de los supermercados el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, prohibió las exportaciones, pero terminó habilitando a los irresponsables de siempre, a los intermediarios y a los especuladores a realizar este tipo de acciones".

Según el titular de UCIT, "la Secretaría de Comercio de Tucumán debería controlar esta situación, indagar de dónde salió el azúcar, quién la fraccionó y por qué la venden a ese precio y cuánto pesa. Es irrisorio que esté vendiéndose de esta manera y que nadie lo evite", lanzó.

Para el dirigente, "los grandes pulpos cañeros que aumentaron 90 mil hectáreas sembradas de caña en los últimos tiempos y que manejan el mercado de fraccionado nacional son los que están generando esta descompensación en el mercado. Los cañeros medianos y chicos somos víctimas, junto a la gente que es engañada con azúcar sin procedencia y a menos de un kilo por bolsa, de esta gravísima situación", apuntó Fara.

A continuación, el vocero de los cañeros se preguntó: "¿Qué hacen comercio interior, Bromatología, la DIPSA y todas las reparticiones del estado que deberían controlar y tomar cartas en el asunto para que esto no suceda?".

Por otro lado, el titular de dijo que "en el contexto de crisis en el que se encuentra la actividad azucarera es una burla que los grandes industriales de Tucumán, Salta y Jujuy estén obligando a los cañeros a poner a 75 pesos la bolsa de azúcar para cubrir la cuota Moreno, que no le llega a los pobres. Y como si esto no fuera demasiado, se está estafando a la gente, a la que le están ofreciendo los 10 kilos de azúcar, que en realidad son 8 kilos, a 30 pesos, en el mercado informal, sin que nadie haga nada para evitarlo", se quejó.

Fara confirmó que este mediodía se realizará una nueva reunión entre el Gobierno, industriales y productores en la búsqueda de una salida a la crisis. "Esperamos llegar a un acuerdo sobre la comercialización y los cupos de exportación y de alcohol, que permitan tonificar el precio. Además, vamos a pedir que se declare la emergencia climática y económica de los cañeros, para ver si puede otorgarse un beneficio impositivo hasta que salgamos de esta crisis", concluyó.

Comentá la nota