Capital: el paro docente se sintió fuerte y siguen tomando escuelas

Capital: el paro docente se sintió fuerte y siguen tomando escuelas
El acatamiento fue alto en los colegios públicos y menor en los privados.
El primer paro de docentes porteños del año tuvo un alto acatamiento, tanto para los gremios que lo convocaron como para el gobierno de la Ciudad. Según la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Cetera), el 95% de los docentes adhirió ayer a la medida. Esto es casi la totalidad de los 50.000 maestros y profesores que trabajan en escuelas públicas primarias y secundarias de la Capital, mientras que en las privadas el impacto fue menor.

El ministro de Educación porteño, Esteban Bullrich, aseguró que el día de huelga no se descontará, pero que por cada día de paro de actividades se sumará uno al calendario escolar . El objetivo, se dijo, es cumplir con los 180 días obligatorios de clase. Según datos de esta cartera, la adhesión al paro fue del 75% en escuelas estatales.

Los docentes se concentraron ayer, cerca de las 15, en Bolívar y Avenida de Mayo, frente a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad. Pidieron que se adelante el cronograma de pagos firmado en marzo y además una recomposición salarial, fijada en ese momento en un 23 %. También reclamaron la estabilidad laboral para docentes de nivel medio y superior, y más colegios, sobre todo en la zona sur de la Capital.

Hubo contradicciones en el gobierno porteño, antes y después de la marcha. Mauricio Macri, jefe comunal, dijo por la mañana, durante un acto en el Banco Ciudad, que cada día de paro de los docentes se descontaría de sus haberes. “Ellos tienen derecho a parar y la Ciudad se lo descontará de los salarios tal como viene haciendo hasta ahora”, dijo, según informó Télam. Sin embargo, por la tarde Bullrich aseguró en conferencia de prensa que no se tomaría esa medida pero sí se extendería el calendario escolar por cada día de paro y de toma de escuelas. Ayer llegaron a ser 20 los establecimientos tomados, que seguirán sin clases hasta el jueves, cuando realizarán una marcha. (ver “Los colegios...” ).

¿Qué pasó en el medio? “Nos reunimos con Macri y acordamos que lo más productivo era que los docentes trabajen un día más en vez de descontarles la jornada de trabajo de ayer. Es prioridad para esta gestión garantizarle a los ciudadanos los 180 días de clase porque es un compromiso que asumimos”, dijo Bullrich a Clarín .

El secretario general de UTE, Eduardo López (uno de los gremios convocantes junto con –AMET, UDA, ADEF, AEP, CAMyP, SEDEBA y los privados SADOP– respondió: “No sólo no nos pueden descontar el día, si no que hay una orden judicial que le ordena al gobierno porteño devolvernos los días de huelga anteriores y a no descontar los nuevos paros”.

Los gremios esperan que Macri abra el diálogo. Dicen que el aumento del 23 % escalonado que acordaron en marzo, quedó viejo porque “el índice inflacionario amerita que se actualicen los haberes antes de los previsto” y que “es necesario negociar un aumento de sueldo aunque no todavía no acordamos cuánto”, indicaron. “Desconocer este paro masivo es echar leña al fuego”, justificó López.

Desde la Ciudad dejaron abierta la posibilidad de adelantar el cronograma de aumentos (trascendió que es una medida que está en estudio y podría anunciarse a fin de mes), pero no de reabrir la paritaria. Según Bullrich, “todavía no está claro que la inflación del año vaya a ser superior al incremento salarial acordado en marzo”.

Ya suman 17 los paros que realizaron los docentes bajo la gestión macrista. Y si bien el de ayer fue el primero del año, los gremios anticiparon que de no recibir respuestas del gobierno porteño podría no ser el último

Comentá la nota