El caravanazo de ATE y AMPROS cruzó la ciudad con más de un centenar de vehículos

Los gremios de la Salud intensificaron su plan de lucha destinado a conseguir un aumento salarial cercano a sus expectativas. El Gobierno les ofreció 17% (en enero hubo un incremento del 10%) pero los profesionales aspiran al 50% de suba y los no profesionales al 40%.
Con más de un centenar de vehículos encolumnados, los gremios de la Salud –ATE y AMPROS- apoyados por el Sindicato de Judiciales motorizaron un caravanazo de protesta en consonancia con la segunda jornada de paro en los hospitales y centros de salud de la provincia. La secretaria general de Ampros, Isabel del Pópolo, consideró un éxito la convocatoria y advirtió que no cesarán las medidas de lucha hasta que el gobierno no conforme las expectativas de incremento salarial que mantienen los trabajadores del sector salud.

El caravanazo busca presionar al Gobierno para que se acerque al nivel de aumento salarial pretendido por los profesionales y no profesionales de la Salud. Los primeros, representados por Ampros, piden el 50% de incremento; mientras los segundos, bajo el ala de ATE, esperan un 40% de suba salarial.

El Gobierno se plantó en una oferta que estipula el 17% de incremento a partir de este mes. A eso, la administración de Paco Pérez le suma el 10% que otorgó de aumento en enero a ambos gremios, por lo que redondea un aumento par el año de alrededor del 30%.

ATE y AMPROS protagonizan esta semana un paro de tres días (martes, miércoles y jueves) en el marco de una extendida protesta que se inició cuando comenzó la negociación paritaria. La discusión se fue cerrando con posturas que nunca se acercaron entre el Gobierno y los gremios hasta que el viernes los paritarios de la administración Pérez hicieron “la última oferta”, que fue rechazada por los gremios.

El martes, una movilización de más medio millar de personas llegó hasta la Legislatura para acompañar a una treintena de delegados que se reunió con el vicegobernador Carlos Ciurca. Desde el fracaso de la última oferta surgieron variadas versiones de la Casa de Gobierno respecto a la posibilidad de que Paco Pérez firmara un decreto de incremento salarial y de esa forma se diera por fracasada la paritaria de este año.

La reunión de los gremialistas con Ciurca abrió una nueva ventana a la negociación, aunque la distancia entre la postura oficial y la de los gremios sigue tan alejada como antes del cónclave con el jefe del Senado.

Caravanazo

La fila de automóviles se concentró en el acceso Este a la altura del monumento al Cóndor y transitó hasta Vicente Zapata para tomar la avenida San Martín hacia el Norte. En ese punto ya había generado un gran caos de tránsito dentro del cual la marcha cosechó reproches y apoyos de los automovilistas y transeúntes.

El periplo continuó por avenida Godoy Cruz hasta Patricias Mendocinas y por esa arteria hasta Peltier, para luego tomar calle San Juan y más tarde Córdoba y nuevamente San Martín hasta Godoy Cruz. Desde allí la ruta continuó por 25 de Mayo hasta Pedro Molina, pasando por la circunvalación de Casa de Gobierno y regresando a calle San Martín.

“No nos importa cuánto cobra Pérez”

Antes de iniciarse el caravanazo, la titular de AMPROS se refirió a la decisión del gobernador Pérez de decretar un tope del 25% para el aumento salarial a los funcionarios del Gobierno.

En declaraciones difundidas por radio Nihuil, De Pópolo dijo que “no nos importa cuánto gana el gobernador, si cobra 100.000 pesos es porque trabaja para ganar eso. Lo que nosotros pedimos es un salario acorde a las tareas de los trabajadores de la Salud”.

Comentá la nota