La carrera para líder de la CGT entró en la fase decisiva

La carrera para líder de la CGT entró en la fase decisiva

Triunvirato o secretario general, la puja de hoy

A la luz y resplandor de la figura dominante de Hugo Moyano, las tres CGT se preparan para dar un salto hacia la reunificación, que incluye el paso al costado del camionero, Antonio Caló y Luis Barrionuevo. Con el 22 de agosto como fecha de definición, la puja sobre el formato de conducción, unipersonal o triunvirato y hasta un cuarteto.

Moyano se expidió a favor de un comando con varias sillas, al que varios adhieren. Ya sin el camionero no se cree posible sostener a un solo jefe cegetista. La apuesta a tal postura, rumbea por hacia el horizonte de no quedarse fuera de la mesa principal, interpretan no pocos expertos en arenas gremiales.

La grilla de largada, en cuanto a candidatos, privilegia a Juan Carlos Schmid (CATT, Dragado), Héctor Daer (Sanidad), Sergio Palazzo (Bancarios Corriente Federal) y Sergio Sasia (Unión Ferroviaria MASA), a distancia considerable de este pelotón también se ubican Gerardo Martínez (UOCRA) Carlos Acuña (Estacineros CGT Azul y Blanca) Gerónimo "Momo" Venegas (UATRE), y hasta referentes de trabajadores públicos como Andrés Rodríguez (UPCN) entre otros.

El MASA y Venegas, por citar sectores distantes, proclamaron la necesidad de contar con una secretaría general única, que ampare una conducción "que trabaje en equipo", y los ultramoyanistas, que no respaldan alegremente a Schmid, y en su momento fogonearon la posibilidad de Pablo Moyano, consideran que pueden colocar un último escollo a la proclamación del jefe de la CATT jugando fichas a Venegas. "De acá al 22 es todo rosca y después habrá pipas de la paz", comentó otro dirigente de una organización relevante del mapa gremial. Schmid conserva intactos sus pergaminos como interlocutor respetado, pluma propia, excelente relación con la Iglesia y figura integradora de equipos.

El texto del documento del 29 de abril, fecha de la multitudinaria convocatoria en el bajo porteño, tuvo la voz y la redacción de Schmid en trazos gruesos y finos, con aportes de Jorge Sola (CGT Azopardo), por allí sembró predicamento en algunos que mantenían reservas Schmid. Más allá de que la "quietud" posterior a dicha concentración, respecto del Gobierno, devaluó el peso específico de la protesta gremial.

Comentá la nota