Cartocor: el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria

La medida tendrá vigencia por 15 días y retrotrae las negociaciones al día anterior al inicio del conflicto. Discrepancias en este sentido no garantizan la reincorporación de los trabajadores despedidos, por lo cual mantendrán el bloqueo a la planta. Las negociaciones continuarán mañana.

Luego de que trabajadores de la empresa Cartocor iniciaran un bloqueo en la planta de la Autovía 6 en reclamo de la reincorporación de dos empleados despedidos y el derecho efectivo a la sindicalización, esta mañana tuvo lugar una reunión entre las partes en la sede local del Ministerio de Trabajo. Como en el día de ayer frente a la Fiscalía -donde la empresa presentó una denuncia por la medida de fuerza que afecta su producción-, la jornada estuvo signada por la presencia de decenas de trabajadores que se oponen a la misma. 

Luego del encuentro, se dictó la conciliación obligatoria, retrotrayendo las acciones al día previo al conflicto. Y es aquí donde surgen discrepancias entre la patronal y los trabajadores, en tanto la primera considera que la disputa se inició el lunes con el bloqueo de la planta, y los empleados, que señalan los despidos del viernes de la semana pasada como el hecho que desencadenó la protesta.  

En diálogo con este medio, Pablo García, uno de los trabajadores despedidos, opinó sobre lo que considera "una práctica habitual de las empresas del grupo Arcor". "Hay una bajada importante desde lo ideológico, a veces de forma sutil, otras no tanto, pero siempre buscan que no haya una articulación entre el trabajo de planta y la actividad política o sindical. Hace unos años echaron a un compañero que militaba en La Cámpora, después a otro que era cercano al concejal Leonardo Boto. Incluso en la planta hay un servicio de noticias interno donde circulan distintas notas y artículos periodísticos que tienen siempre una misma línea política con el objetivo de formar la opinión de los empleados. Entonces no es solo que se oponen a la sindicalización, sino que hay además un trasfondo ideológico muy importante". 

A lo largo de los años, la acción del sindicato también tuvo sus claroscuros, despertando recelos entre los trabajadores: "Hace siete años dejó pagando a mucha gente que fue despedida, pero ahora cambió la cúpula de la seccional Morón y se abre una nueva posibilidad de avanzar", señaló García. "A nosotros nos desvinculan de la empresa después de un piquete que realizamos en la empresa el día del paro general. Ese día vino el sindicato y se llegó a una cuerdo para empezar a discutir el tema de la sindicalización", completó, en tanto destacó que "a mi y mi compañero nos echaron por una supuesta "reestructuración de puesto", pero entendemos que hay otros motivos de fondo. Es una práctica que la empresa ya ha llevado adelante otras veces". 

"Yo tenía opiniones públicas contrarias a la ideología de la empresa y Jorge tenía contactos con el sindicato y estaba instalando al interior de la empresa la necesidad de avanzar con la sindicalización. No estaba solo. Está con un grupo de gente que todavía sigue en planta. Yo no estaba vinculado directamente con ese movimiento, pero sabía qué pasaba. Lo estamos leyendo como una represalia de la empresa", agregó. 

Luego de la reunión, los trabajadores decidieron acatar la conciliación obligatoria, aunque mantienen sus dudas con respecto a la postura de la empresa: "Ellos dicen que el conflicto comienza el lunes, con el bloqueo a la planta, pero nosotros entendemos que comienza el viernes con nuestro despido", indicó García. "Nosotros vamos a mantener el bloqueo. Mañana a las ocho y media de la mañana hay otra reunión y veremos cómo siguen las negociaciones. A nosotros nos interesa la reincorporación, pero también que se logre un beneficio colectivo para el conjunto de los compañeros", concluyó. 

Coment� la nota