Casi hubo desabastecimiento de carne

Casi hubo desabastecimiento de carne

De recorrida por los comercios, algunos comerciantes indicaron a LA VOZ DEL CHACO que no se registran cambios en los precios. Si la situación de la huelga persistía, reconocieron que sí se iba a ver afectado el stock. De todas maneras las ventas decayeron porque la gente dejó de consumir este producto de la canasta básica.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) del Servicio Nacional de Sanidad de Calidad Agroalimentaria (Senasa) inició el lunes pasado una nueva medida de fuerza que se iba a extender por doce días como parte de un reclamo de aumento salarial. Antes ya habían concretado una huelga por diez días, situación que afectó a algunas carnicerías y las exportaciones a nivel nacional.

Finalmente, y luego de tres días de diálogo en las últimas horas, la ATE-Senasa levantó el paro tras acordar compensación salarial por lo que la organización levantó las protestas en el organismo. Reclamaban un incremento salarial del 40%, la equiparación salarial de los agentes con los que cumplen tareas similares a otros organismos, pase a planta permanente de los contratados, reconocimiento adicional por zona desfavorable, entre otras cuestiones.

La ATE había decidido una nueva huelga de doce días a partir del lunes 20, pero aceptó la convocatoria al diálogo formulado por la cartera laboral, en tanto hoy levantó la protesta luego de la firma del acta-acuerdo en la sede del Ministerio de Trabajo. El sindicato «estará atento al cumplimiento de lo convenido para que los mismos beneficios alcancen a los contratos Argentina Acuerdo Carta 3 y Argentina Programas, a la apertura de paritarias sectoriales, el pase a planta permanente de los contratados y su traslado al artículo 9 de la ley marco».

Situación en Resistencia

En ese sentido esta medida de fuerza afectó fuertemente los movimientos de hacienda en el mercado generando temor y especulación en los comercios y frigoríficos debido a la posibilidad de desabastecimiento que llegó a afectar fuertemente a los consumidores finales.

LA VOZ DEL CHACO ante esta situación realizó una recorrida por distintas carnicerías para consultar cómo afectó a los comercios la actual la situación del paro del Senasa y el impacto en las ventas de los productos alimenticios.

En primer lugar, en diálogo con los vendedores de la carnicería Super Carnes, ubicada en la intersección la avenidas 25 de Mayo y Belgrano, estos manifestaron que ante el paro del Senasa «se vio afectado el faltante de cortes de carnes lo cual se siente mucho en las ventas». A su vez el comerciante agregó que «por el momento no hemos aumentado los precios de las carnes y lo mantenemos, pero durante el fin de semana posiblemente si la situación persiste nos veremos perjudicados por el desabastecimiento de nuestros productos».

Además señalaron que en los últimos días las ventas «han decaído bastante y se notó mucho a nivel comercial».

Durante la recorrida, también este matutino pudo hablar con otros comerciantes que también pertenecen al rubro. En el caso de supermercados Ecónomo, ubicado en la avenida 25 de Mayo al 200, los encargados del sector de carnicería aseguraron que el paro les afectó «fuertemente la semana pasada, ya que se registraron faltantes en todos los cortes de carnes y no se registraron ventas debido a esta situación».

Por otra parte, el comerciante indicó que «los precios de nuestros productos los estamos manteniendo como hace dos meses y no los hemos aumentado». A su vez señalaron que si la situación continuaba por un tiempo más no se iban a ver afectados porque según sus proveedores «tienen suficiente stock para poder continuar un tiempo más».

Consultados respecto a las ventas de este producto señalaron que «no varió mucho, se mantienen con normalidad sin complicaciones».

La palabra de

Carlos Pérez

Por otra parte para tener otra perspectiva, LA VOZ se entrevistó con el titular de la Sociedad Rural (SR) en Resistencia, Carlos Humberto Pérez, para saber y conocer sobre las medidas que tomará la mencionada entidad.

Asimismo, Pérez señaló que como institución ellos no tomarán medidas de fuerza, pero sí «siempre apostamos a que este conflicto se solucione cuanto antes por el bien de todos y principalmente de los ciudadanos que son los que adquieren los productos». «Nosotros como entidad no podemos influir entre el conflicto del Gobierno con el Senasa porque esto perjudica a muchos eslabones de la cadena de distribución que terminan generando un alto impacto en el consumidor final», acotó.

El presidente de la Sociedad Rural aseguró que la situación «afectó fuertemente a los consumidores porque si hay aumento de precios, a la larga traerá problemas cuando haya un abastecimiento normal porque se generará un sobreprecio en las carnes lo que afectará el bolsillo de los ciudadanos. Por esta razón nos culparán a nosotros y nos  verán como los malos de la película».

En otro punto sostuvo que los aumentos en los precios que se dan a los productores no son tanto como lo que se aplican a los consumidores finales. «Hay algo en la cadena de mercado que no está claro y se ven perjudicados los ciudadanos», marcó.

Finalmente, el titular de la SR explicó que en la cadena de mercado con este paro, «todos se vieron afectados, desde el productor que hoy tiene que aumentar el precio porque dentro de un tiempo ganará menos, hasta quienes transportan los productos que también se les dificulta su trabajo. Además los frigoríficos que para comenzar a comerciar necesitan cierta cantidad de stock que si no lo tienen no pueden concretarlo».

«La situación es delicada porque con los sueldos actuales, el aumento a las carnes (si se realiza) a los ciudadanos les será muy difícil poder adquirir los productos», concluyó Pérez.

Comentá la nota