Casi la totalidad de los gremios estatales reclamaron ayer mejoras salariales

Casi la totalidad de los gremios estatales reclamaron ayer mejoras salariales
Por el paro en el sector salud, la mayoría de los hospitales de la Provincia trabajó con guardias mínimas.

Empleados públicos provinciales y trabajadores del área de la salud se movilizaron ayer hasta la sede el Gobierno de Córdoba en demanda de mejoras salariales y por el otorgamiento de un bono extra de fin de año. Trabajadores nucleados en el Sindicato de Empleados Públicos (SEP), que ayer cumplieron su segundo día del paro de 72 horas lanzado el martes; la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), Médicos Unidos y Enfermeras Unidas a los que se les sumaros los empleados del Poder Judicial, marcharon ayer al mediodía hasta el Centro Cívico, que estuvo custodiado con fuerte presencia policial.

Tras el acuerdo con la Policía provincial, tras el acuartelamiento, los estatales reclaman mejoras salariales, el otorgamiento de un bono extra de fin de año, la provisión de insumos para los centros asistenciales y el pase a planta permanente de los contratados para terminar con la «precariedad laboral».

A la movilización se sumaron los trabajadores nucleados en la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (Aegpj), que en el marco del plan de lucha en demanda de la aplicación del sistema de porcentualidad para los aumentos salariales, realizaron un abandono de tareas.

En cuanto a los trabajadores del área de salud, mantienen ocupados pacíficamente los hospitales de Niños; Córdoba; Tránsito Cáceres de Allende; Materno Neonatal; Rawson y Misericordia donde sólo se atienden las guardias mínimas. Por su parte, personal de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (Senaf) que cumple funciones como guardiacárceles en el Complejo Esperanza, que alberga a adolescentes en conflicto con la ley penal, mantiene tomado el establecimiento a pesar de la intimación del fiscal Pedro Caballero para que levanten la medida. Los empleados reclaman, además de un incremento salarial, se declare «trabajo riesgoso» el que llevan adelante en el establecimiento penitenciario. En tanto, en el ámbito educativo, hubo asambleas en las escuelas de la Provincia, pese a que ayer fue el último día de clases.

Comentá la nota