Cautela gremial con el nuevo piso de ganancias

Cautela gremial con el nuevo piso de ganancias
Desde la Unión Tranviario Automotor correntina saludaron como satisfactorio el anuncio de la presidente Cristina Fernández de Kirchner de elevar un 20 por ciento del mínimo no imponible al Impuesto a las Ganancias, pero advirtieron que de poco servirá si los índices inflacionarios siguen por encima del 25 o 26%.
El nuevo régimen regirá desde marzo y eleva el monto salarial para tributar, lo que los gremialistas llaman un impuesto al trabajo a 8.360 pesos para los solteros y 11.500 para quienes estén casados y tengan dos hijos.

Para Rubén Suárez, secretario general de la UTA Corrientes es un hecho “satisfactorio porque es un reclamo del movimiento obrero que lo venimos haciendo desde hace tiempo”.

“Lamentablemente, en las paritarias no podemos pedir menos de un 25 por ciento porque la inflación nos está devorando los salarios”, agregó al adelantar cuál será la postura de ese gremio a la hora de negociar aumentos salariales para este año.

También consideró que “es muy difícil una discusión de paritarias con la inflación actual”, aunque admitió que la elevación del piso de Ganancias “puede llegar a mejorar un poco la situación de los trabajadores”.

Suárez destacó que otro de los problemas que “nos afecta a los trabajadores es el tema de la asignación por hijo que se la pierde una vez que excede los montos establecidos para el pago del impuesto a las ganancias.

Comentá la nota