Cegetistas locales van por la regularización orgánica

Cegetistas locales van por la regularización orgánica

Organizaciones sindicales correntinas apuestan a un 2016 con el mira puesta en la reunificación de la Confederación General de Trabajo (CGT) distrito Corrientes

La tarea no es fácil teniendo en cuenta las aspiraciones dirigenciales  por un lado y la tendencia de apoyos en el marco de la división del justicialismo. Así las cosas, hace un mes el dirigente telefónico Rodolfo "Tito" Cerdán planteó en los medios la unificación gremial, tarea que puede calificarse de difícil pero no imposible.

La idea de Cerdán en los medios expresa textualmente que "la unidad es la herramienta fundamental para lograr la normalización de la CGT Corrientes". Agrega que "desde la Mesa Sindical, vamos a iniciar una ronda de diálogo con todas las organizaciones sindicales, con el objetivo de concensuar una pronta normalizacion de nuestra CGT- Regional Corrientes, en razón que actualmente se encuentran todos los mandatos vencidos, cuya situación no favorece a los trabajadores de la Provincia ni al movimiento sindical correntino".

La provincia de Córdoba fue la primera delegación cegetista que anunció su unidad tras el resultado del ballotage del 22 de noviembre último y consagró presidente del país al candidato de la alianza Cambiemos, Mauricio Macri.

El inicio del camino para que los gremios correntinos se consoliden en una misión conjunta comenzó semanas antes del turno electoral del 25 de octubre pasado. El secretario general de los gastronómicos local, Francisco "Pancho" Romero, pretendió concretar una reunión con los líderes sindicales pero "no pudo ser porque las elecciones presidenciales y de legisladores nacionales tienen adherentes gremiales, es decir que la cuestión política es una piedra para la unidad que se pretende".

Del lado del sector de sindicatos industrialistas agrupados en el Movimiento de Unidad Sindical (panaderos, textiles, estaciones de servicios, dragado y balizamiento, docentes particulares, cerveceros, UTA), encolumnados con la CGT Azopardo que lidera Hugo Moyano, apoyaron la iniciativa de Romero pero que se truncó por "el momento político".Superada la carrera electoral, con Mauricio Macri y Jorge Triaca a cargo del Ministerio de Trabajo de la Nación, el mundo sindical se mueve con cautela en los pasos de la nueva administración que desde la vuelta de la democracia no es de signo radical ni peronista. 

Comentá la nota