El cementerio cipoleño luce en total estado de abandono

El cementerio cipoleño luce en total estado de abandono

La necrópolis sufre las consecuencias del conflicto entre ATE y Tortoriello.

El conflicto gremial desatado en el cementerio municipal está provocando un creciente abandono en las instalaciones del lugar, ya que no se están desarrollando muchas de las tareas básicas de cuidado y mantenimiento.

La necesidad de una pronta solución del problema generado por el despido de dos empleados, lo que es resistido tenazmente por el sindicato ATE, se torna por demás indispensable a esta altura de los acontecimientos.

Los vecinos que concurren al lugar para llevar una flor y acompañar el descanso eterno de sus afectos se encuentran con un panorama bastante triste, donde no faltan la proliferación de yuyos, la visible demora en la limpieza de los senderos entre tumbas y los residuos que desbordan de los tachos que hay en los diferentes puntos del predio.

Tras las cesantías ordenadas por el intendente Tortoriello, los afiliados de ATE iniciaron una retención de servicios en el lugar que continúa hasta el momento. Además, la organización, con su referente Rodolfo Aguiar a la cabeza, concretó la semana pasada protestas en edificios de la Municipalidad, que incluyeron ocupaciones y un abundante uso de petardos de enorme estruendo, además del corte de calles y la quema de neumáticos.

Las autoridades de la comuna accedieron a revisar los despidos y quedaron con la conducción del gremio en seguir las conversaciones esta semana. Ayer se mencionaba que la reunión entre las partes se realizará mañana.

Sin embargo, mientras se dilucida el final del conflicto, el deterioro de la necrópolis se va haciendo cada vez más notorio.

Según pudo conocerse, el sector del personal que no responde a ATE continúa con sus tareas pero trata de no enemistarse con los afiliados a la organización. En consecuencia, el trabajo se lleva adelante en forma muy acotada y lo que más se viene resintiendo es el aseo y el mantenimiento.

Muy evidente es la proliferación de malezas, que a impulsos de la humedad que han traído las lluvias y el calor primaveral, se multiplican y en algunas partes crecen bastante alto, aprovechando la inactividad humana.

Indigna y entristece a los visitantes el aspecto que muestra el camposanto en estos días. Exigen que se reanuden las tareas de mantenimiento.

Dolor y quejas en el Día de la Madre

El domingo, con motivo del Día de la Madre, se incrementaron las visitas al cementerio. Quienes extrañan a sus progenitoras quisieron acercarse y estar cerca, aun en la ausencia eterna. Una flor, un arreglo en el sitio donde descansan los restos mortales, lágrimas y recuerdos. Por desgracia, para los visitantes el aspecto del camposanto era todo menos lo que hubiesen querido ver. Cundió la bronca y las recriminaciones al personal que continúa sus labores se dejaron oír. No es para menos, el dolor y el respeto mandan.

Coment� la nota