Una cena de la Uocra en Santa Cruz terminó a los tiros

Una cena de la Uocra en Santa Cruz terminó a los tiros

INTERNA GREMIAL Era una jornada de capacitación. Un dirigente quedó en coma. Hubo cinco detenidos.

Santa Cruz fue escenario una vez más de una violenta jornada protagonizada por la Uocra, el gremio de la construcción. Ayer, en la localidad de Piedra Buena, a unos 240 kilómetros al norte de Río Gallegos, una cena de dirigentes del sindicato terminó con una balacera y un enfrentamiento que dejó a un delegado en coma tras recibir un golpe en la cabeza. La policía detuvo cinco integrantes de la Comisión de Chubut, entre ellos a Raúl Silva. Además, se secuestró un arma de fuego de 9 milímetros.

Desde el Gobierno provincial, manifestaron su preocupación por un nuevo incidente que encabezó la Uocra. "El gobernador Daniel Peralta va a trasladar esta situación a la conducción nacional, nos preocupa que esto suceda ante la inminencia de las represas que aún ni comenzaron a construirse", explicaron desde la gestión provincial a Clarín.

La situación se reitera. No es la primera vez que la Uocra es responsable de hechos de violencia. En Santa Cruz atacaron a golpes a docentes y estatales hace tres años y luego a manifestantes afuera de la Legislatura cuando se rechazaba una modificación previsional. Son sólo algunos de los antecedentes del sindicato.

Ayer, los incidentes ocurrieron en una cena realizada en las instalaciones de la empresa Intersat de la localidad de Piedra Buena. Según consignó La Opinión Austral, el delegado de la provincia de Neuquén que fue trasladado por la gravedad de las heridas al Hospital de Río Gallegos y permanecía en coma, tras un golpe en la cabeza. Se trata de Sebastián Peña, de 38 años.

El encuentro convocó a dirigentes del gremio de Comodoro Rivadavia y de Neuquén. En el predio, se encontraron, después de los incidentes, cerca de 20 vainas de un arma calibre 9 milímetros.

Los referentes del gremio de la construcción iban a participar de una capacitación y concluiría con un plenario. La policía detuvo a un grupo de dirigentes pero otros, según se informó, huyeron en camionetas. Luego, durante un operativo policial se secuestraron camionetas y detuvieron a cinco gremialistas. En uno de los vehículos encontraron el arma de fuego y cerca de $ 15.000.

El principal representante de la Uocra en la capital de Santa Cruz, Juan Domingo Martínez, repudió los hechos protagonizados por su sindicato y pidió que se aclare “lo antes posible porque daña la imagen del gremio”.

Comentá la nota