Las centrales obreras de Moyano y Barrionuevo anunciaron un paro general para el 10 de abril

Las centrales obreras de Moyano y Barrionuevo anunciaron un paro general para el 10 de abril
Convocaron a un paro general para el jueves 10 de abril, que no incluirá acto ni movilizaciones, según anunciaron los voceros de ambos grupos en una conferencia de prensa realizada en la sede de la CGT de la calle Azopardo.
Tanto Moyano, titular de la CGT Azopardo, como Barrionuevo, de la CGT Azul y Blanca, no participaron del encuentro, por lo que el anuncio estuvo a cargo del secretario general del Sindicato del Personal Embarcado de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid.

El dirigente atribuyó la decisión de iniciar la medida fuerza a que "el gobierno nacional hace tres años que no escucha los reclamos de los trabajadores".

"La agenda de reclamos va desde el problema inflacionario, la pérdida del poder adquisitivo, la demanda de paritarias libres y el rechazo a cualquier cercenamiento del derecho de huelga", enumeró.

Dijo que la agenda incluye "la eliminación del impuesto a las ganancias y la devolución de las retenciones injustas al sistema de obras sociales sindicales".

Asimismo, Schmid planteó la necesidad de "un urgente aumento a los jubilados porque el incremento dado por el gobierno ya ha sido devorado por la inflación y por último el problema del narcotráfico y la inseguridad, porque nosotros entendemos que tiene como principal víctima al pueblo trabajador".

Si bien Schmid aseguró que se mantendrán los servicios esenciales durante el paro, el titular de La Fraternidad Omar Maturano lo contradijo más tarde al considerar que en el transporte "no hay servicios esenciales".

El dirigente de los trabajadores rurales, Gerónimo "Momo" Venegas, consideró que la medida de fuerza tendrá amplio alcance por la adhesión de los gremios del transporte como la UTA y La Fraternidad.

En este marco, Venegas hizo un llamado a los pequeños empresarios y las organizaciones estudiantiles a sumarse a la medida de fuerza.

A su turno, Carlos Acuña, diputado bonaerense del Frente Renovador y referente del gremio de los estacioneros aseguró que el "paro no es político" y añadió que el 10 de abril no habrá transporte ni nafta.

Por otra parte, el líder de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) disidente, Pablo Micheli, anunció ayer que su sector también se sumará a las protestas convocadas por las CGT de Moyano y Barrionuevo.

Coment� la nota