Las centrales opositoras van a la Plaza de Mayo

Las centrales opositoras van a la Plaza de Mayo
El sindicalismo opositor ya fijó fecha para su segunda movilización en contra del Gobierno. La CGT de Hugo Moyano y la CTA de Pablo Micheli anunciaron ayer que marcharán a Plaza de Mayo el próximo 19 de diciembre, en coincidencia con la fecha que en 2001 desencadenó la caída del gobierno de Fernando de la Rúa.
Se trata de la segunda medida luego del paro y los piquetes realizados el 20 de noviembre en reclamo del aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias. Las dos facciones sindicales estarán acompañadas por la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, la Federación Agraria de Eduardo Buzzi, la Corriente Clasista y Combativa y Barrios de Pie. “La movilización será multitudinaria, más allá de lo que diga el Gobierno”, prometió Moyano, quien anticipó que además promoverán demandas judiciales en todo el país.

En sintonía con el plan de unidad y acción que vienen desarrollando los sindicalistas, Moyano y Micheli encabezaron el anuncio de la movilización. El “piso” con el que esperan contar los sindicalistas es de 50 mil personas. “La lucha se va a profundizar, el 19 de diciembre tenemos la convocatoria y vamos a hacerle sentir a la Presidenta, vamos a estar de forma multitudinaria. Seguramente después de las fiestas algún error va a cometer el Gobierno y en la medida en que va cometiendo errores vamos a ir profundizando la lucha”, amenazó Moyano, tras la presentación del libro “el salario no es ganancia”, del abogado cordobés Juan Pablo Ruiz. A su lado estaba Micheli y Carlos Acuña, referente de la CGT de Barrionuevo, quien en las últimas horas dio muestras de integrar la fracción de la central que conduce el líder camionero.

En una nueva medida contra el Gobierno, Moyano anunció que después de la protesta iniciarán “demandas en todo el país para garantizar los derechos de los trabajadores”. “Nos vamos a convertir en caranchos y buitres porque el reclamo no es sólo de los jubilados” sino “también de los trabajadores”, enfatizó. De esta manera, el camionero se sumó a la disputa por las demandas judiciales contra la Anses, que la presidenta Cristina Kirchner había cuestionado la semana pasada. Según Moyano, “el Gobierno tocó los sectores más sensibles de la sociedad, primero a los niños y después a los jubilados”, resaltó Moyano en su arenga en contra de la presidenta Cristina Fernández. En la central sindical cuestionaron “la no universalización del salario familiar”, que afectaría a los hijos de los trabajadores, y que “no se les paga como corresponde” a los jubilados, “negándoles la posibilidad dignamente después de toda una vida de aportes”. “Este gobierno no le da bola a nadie”, concluyó Moyano durante su discurso. El 19 de diciembre, en la Plaza de Mayo, reclamará para que le den bola a sus demandas.

Comentá la nota