El Centro de Empleados de Comercio reclama que se paguen las horas extra de los días sábados

«No estamos de acuerdo con la modificación de los contratos», dijo Daniel Rivarola, desde el gremio mercantil, considerando que el otorgamiento de francos compensatorios representa una «modalidad que están tratando de implementar para abaratar costos». Indicó que a los empleados les afecta en sus ingresos, llegando a perder sumas de hasta 2 mil pesos.
El Centro de Empleados de Comercio (CEC) resolvió defender que todos los sábados laborales sean pagados y que no se haga un abuso de los francos compensatorios, que venía ocurriendo con una cadena de firmas en Río Grande, por lo cual se ha planteado un reclamo que motivó el piquete en uno de los negocios céntricos, el pasado miércoles.

A raíz del conflicto planteado, intervino el Ministerio de Trabajo que convocó a las partes ayer, donde se procedió a un cuarto intermedio hasta el viernes 9 de éste mes, donde la empresa se comprometió a presentar una propuesta a los efectos de regularizar la situación.

Daniel Rivarola, secretario gremial del CEC, dijo que «hasta el mes de junio pagaron las horas extra de los días sábado tal como corresponde por ley, pero ahora, por una razón que desconocemos, cambió la modalidad, otorgando francos compensatorios. Esto representa una disminución importante en el ingreso de los empleados, casi dos mil pesos para cada uno».

Rivarola destacó que la decisión de la empresa fue en forma unilateral y «sin el consentimiento de los trabajadores. Tuvimos charlas con la empresa para revertir esta medida. En medio de ello se produjo el despido de una empleada que motivó la realización de un piquete, en uno de los negocios céntricos» (ver más aparte).

«Abaratan costos»

«No estamos de acuerdo con la modificación de los contratos», dijo Daniel Rivarola, considerando que el otorgamiento de francos compensatorios representa una «modalidad que están tratando de implementar para abaratar costos. Saben que los sábados a la tarde es el horario de más ventas y quieren ganar más plata sin pagar horas extra».

«La gente necesita del dinero. Si los comerciantes tienen más ganancias los sábados que lo repartan y si no lo quieren hacer que cumplan con lo que dice la ley, que el sábado se trabaje hasta las 13:00, por lo que exigiremos que a la tarde no abran», sostuvo el gremialista.

DESPIDO

En medio de la discusión por el pago de los días sábados, se produjo el despido de una empleada que está embarazada, lo que motivó la reacción del gremio, con el piquete que se concentró en San Martín y Belgrano.

Ayer, en audiencia ante el Ministerio de Trabajo, la empleada y la patronal llegaron a un acuerdo de partes, al considerar que la continuidad laboral se veía complicada. El convenio benefició ampliamente a la mujer despedida.

Comentá la nota