Se cerró la paritaria del subte porteño

Se cerró la paritaria del subte porteño
La empresa pagará los aportes en favor de la UTA. Y no habrá descuentos por días de paro.

Claudio Mardones

Veinte días antes de finalizar uno de los años más complejos para la historia del subte porteño, sus trabajadores cerraron ayer la paritaria de la actividad que comenzó en marzo. Luego de un paro de diez días a principios de agosto y de una serie de huelgas escalonadas por turno, las negociaciones salariales finalizaron este jueves en la subsecretaría de Trabajo de la Ciudad, donde la empresa Metrovías se comprometió a absorber con sus fondos el 1% de aportes sindicales que la semana pasada iban a ser descontados de los salarios de todos los trabajadores del metro a favor de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), el gremio minoritario del sector que integra la CGT encabezada por el metalúrgico Antonio Caló.

Esa cláusula había desatado el repudio de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), que desde el último miércoles de noviembre lanzó una serie de paros escalonados por turnos para revertir ese descuento compulsivo y dar marcha atrás con la quita de los diez días de paro. El escenario, por entonces, asomaba irremontable, ya que el área laboral porteña había decidido dar por concluida la negociación salarial, con la sola firma de Metrovías y la UTA.

Pero, de acuerdo a las tres actas que fueron firmadas ayer, ese proceso complejo fue revertido, ya que Metrovías se comprometió a seguir "reintegrando las retenciones" sindicales tal como se hacía en noviembre de 2012, es decir, a cargo de la empresa. Ese monto supera los 20 millones de pesos anuales, una cifra que irá a parar directamente a las arcas del sindicato conducido por el colectivero Roberto Fernandez.

Como único fundamento del cambio de posición, los representantes de la concesionaria sostuvieron que volvían a la mesa de negociación "en respuesta a la solicitud formulada por las autoridades de la Ciudad Autónoma para que la empresa formule una propuesta que contribuya a resolver la conflictividad sindical actual".

Además, Metrovías se comprometió a devolver los días de paro que iban a ser descontados, por medio de pagos de sumas no remunerativas que "se cancelará en cuatro cuotas mensuales, iguales y consecutivas", a pagar en enero, febrero, marzo y abril de 2013.

Estos puntos fueron convalidados ayer por los metrodelegados, que en su acta de cierre de la paritaria sostuvieron que "una vez más se comprueba que la legalidad sin legitimidad es como una cáscara vacía y que la legalidad divorciada de la realidad es fuente de conflictividad. Para 'la ley' no existimos, pero las negociaciones comenzaron y terminaron con nosotros, no cuando pretende hacerlo la UTA. Y los conflictos se inician y se levantan cuando los trabajadores del subte democráticamente lo deciden". Tras la declaración, en clara referencia al gremio cegetista, la AGTSyP se comprometió a suspender las medidas de acción hasta la próxima paritaria prevista para marzo y se reserva el derecho de accionar judicialmente contra el descuento sindical en favor de la UTA. «

Comentá la nota