Chaco-Corrientes: la UTA amenaza con un paro por tiempo indeterminado

Chaco-Corrientes: la UTA amenaza con un paro por tiempo indeterminado
En una inspección, el sindicato constató que la empresa Ticsa no cumplió con la incorporación de las expendedora y hoy evaluarán la posibilidad de volver a paralizar el servicio. Advierten sobre el exceso de pasajeros por unidad.
La Unión Tranviarios Automotor (UTA) podría determinar hoy un nuevo paro en el servicio de colectivos Chaco-Corrientes de Ticsa, tras una inspección en que se constató que la empresa incumplió el compromiso asumido el jueves de la semana pasada, de implementar máquinas expendedoras de boletos en todas sus unidades. Reclaman también la puesta en circulación de más unidades para recudir el número de pasajeros por colectivo. El secretario de la UTA, Rubén Suárez, informó a La República que la medida podría extenderse en esta oportunidad por tiempo indeterminado.

El último jueves, los choferes del servicio interprovincial llevaron a cabo un paro por más de 6 horas. La medida se levantó tras recibir el compromiso de la empresa Ticsa de comenzar a circular a partir del viernes con máquinas expendedoras de boletos, en la totalidad de los colectivos, que son 6.

En ese contexto, la Uta realizó una inspección en la constató el incumplimiento de la empresa, indicó Suárez, y hoy se reunirá con los choferes para evaluar los pasos a seguir, entre los que no descartó un paro por tiempo indeterminado.

Agotadas las instancias administrativas ante la Subsecretaría de Trabajo, la UTA inició medidas de acción directa, frente la permanente negativa para la incorporación de máquinas expendedoras de boleto a las unidades.

Suárez sostuvo que el servicio en general “funciona en forma irregular, violando las normas de Higiene y Seguridad y poniendo en riesgo la vida de choferes y usuarios todos los días”.

La semana pasada, referentes del sindicato recibieron el compromiso empresarial de comenzar a circular con guardas en lo inmediato –para liberar a los choferes del cobro y expendio de boletos– e instalar las máquinas expendedoras el viernes.

El titular del sindicato aseguró que la promesa no se cumplió y “el malestar de los trabajadores creció en las últimas horas”, porque el servicio funciona también “con otras irregularidades”.

“Las unidades pasan el puente interprovincial y una ruta nacional con más de 100 pasajeros arriba. Eso es un peligro y está prohibido por ley, pero la CNRT (Comisión Nacional de Regulación del Transporte) no hace nada”, apuntó Suárez.

Por otra parte, precisó que tanto Ticsa como Ataco Norte tienen solo 6 unidades en circulación y así es difícil cubrir la demanda de dos ciudades porque serían 4.000 los pasajeros que se trasladan a diario en 12 unidades, cuando la demanda requiere un mínimo de 12 unidades por empresa.

“Nos hemos quedado en el tiempo, en los colectivos van más de 60 personas paradas”, dijo a La República. En ese aspecto, Suárez buscará dialogar también hoy con autoridades de la CNRT en Chaco, “para ver qué medidas van a tomar ellos porque el servicio une dos jurisdicciones y sin embargo, viola la Ley Nacional de Transporte”.

Para el sindicalista, “es evidente que no hay voluntad de cumplir”, mientras que los choferes “solo quieren trabajar en forma normal, pero los problemas del servicio son realmente graves”. Desde la UTA advirtieron que la empresa Ataco Norte, en cuanto a límite de pasajeros, también circula con irregularidades.

Comentá la nota