Choferes de colectivos de Misiones adherirán al paro nacional de mañana

Los choferes de toda la provincia adherirán a la medida de fuerza dispuesta por la conducción nacional de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). No funcionarán servicios de larga, media y corta distancia, incluidos las líneas urbanas de todos los municipios. Los trabajadores del volante reclaman aumento de sueldo.
Desde la delegación provincial de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) confirmaron que sus afiliados de toda la provincia adherirán al paro convocado por la conducción nacional del sindicato. La medida comenzará a las cero de mañana y se extenderá por 24 horas. Los choferes reclaman por el avance de las paritarias, en suspenso desde el primer día del año. Exigen un aumento salarial de 30 por ciento.

Según indicó Carlos Flores, intendente de Candelaria y dirigente de la UTA, en Misiones pararán todos los servicios de larga, media y corta distancia, lo que incluye a las líneas urbanas de todos los municipios y las del Sistema Integrado de Transporte de Posadas, Garupá y Candelaria. Respecto a la posibilidad de que se levante a medida, dijo que están supeditados a la decisión que tome la conducción nacional del gremio.

Llamado al sentido común

El ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, hizo un llamado a la “racionalidad” y al “sentido común” a los dirigentes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) que convocaron a un paro nacional para el miércoles en colectivos de corta, media y larga distancia en demanda de un aumento salarial del 30 por ciento.

“Hago un llamado a la racionalidad, al sentido común, de los dirigentes gremiales que con sus medidas perjudican, sobre todo, a los pasajeros”, dijo el funcionario nacional durante una conferencia de prensa ofrecida en Casa de Gobierno.

Randazzo agregó que con este tipo de acciones se perjudica “sobre todo a los que menos tienen”, y mencionó el “esfuerzo” que realiza el Estado nacional “con recursos” que destina al transporte público y que “no tiene precedentes en la historia” del país.

“El transporte público es inclusión, distribución de ingresos, y está pensado para los que menos tienen”, dijo.

En tanto que en declaraciones a medios nacionales, el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández,admitió que “no es simpático” hacer una huelga, señaló: “No nos queda otra, porque estamos negociando salarios desde hace cinco meses y no hay una solución”.

“Pedimos un 30 por ciento porque el sueldo quedó muy rezagado, ya que el sueldo promedio de un conductor es de 8.900 pesos”, aseguró el titular de la UTA. No obstante, Fernández admitió que ya recibieron de parte de los empresarios una suma fija a cuenta de paritarias de 1.400 pesos para larga distancia y 1.200 para corta.

“Venimos hablando, pero ya estamos cansados de esperar y por eso vamos al paro”, explicó

Comentá la nota