Choferes de colectivos podrían parar esta semana por la deuda municipal

Choferes de colectivos podrían parar esta semana por la deuda municipal
El Municipio de la Capital les adeuda a las líneas 110 y 101 una suma superior al millón de pesos, por la prestación del boleto estudiantil gratuito. Los trabajadores temen que la situación afecte sus salarios y las mejoras comprometidas.

Trabajadores del servicio de transporte urbano de pasajeros de la ciudad de Corrientes tomarían medidas de fuerza esta semana, tras conocer la deuda municipal con las empresas Turismo Miramar (línea 110) y Estrella del Norte (línea 101) que superaría el millón de pesos. Según indicó el empresario Roberto Báez, unos 140 empleados evaluarían la posibilidad de realizar una retención de servicios debido a la preocupación que despertó en el personal el anuncio de la suma adeudada por la Municipalidad en concepto de boleto estudiantil gratuito.

Báez, propietario de Turismo Miramar, precisó que la empresa tiene compromisos salariales con unos 140 trabajadores, que no los puede hacer efectivos porque la Municipalidad adeuda una suma superior a 1 millón de pesos por la gratuidad del boleto estudiantil en la Capital.

“Estamos a tiempo vencido y las clases ya van a terminar, no podemos hacer frente al legítimo reclamo de los trabajadores por la deuda del Municipio”, insistió Báez, quien reveló que los trabajadores ya se estarían organizando para sumarse al reclamo “porque la deuda es grande. Los empleados quieren percibir mejoras salariales y no hay ninguna confirmación del Municipio sobre el pago”, dijo.

“Nosotros tenemos un compromiso y garantizamos el servicio, pero los trabajadores están en todo su derecho a reclamar” , anticipó el empresario ante la probabilidad de paros o retenciones de servicios en los próximos días.

La semana pasada, el empresario había advertido que los compromisos del Municipio con las empresas de transporte urbano, en el marco de un convenio para la implementación del boleto estudiantil gratuito, todavía no fueron saldados en su totalidad.

A mediados de año, representantes de los trabajadores ya habían manifestado su preocupación por el retraso del pago, ya que temían que los afecte directamente en el salario.

Tras las quejas, el Municipio realizó depósitos parciales del 55% por mes, con el compromiso de regularizar progresivamente la deuda con las empresas. Sin embargo, la deuda siguió en ascenso y desde febrero hasta la fecha, la deuda sería de un millón de pesos.

“Efectivamente, la deuda que registra el Municipio por el pago del boleto gratuito oscila en el millón de pesos, en total, en el caso de mis empresas. Nos entregaron anticipos hasta el momento, pero no hemos tenido cierre y la deuda es considerable”, apuntó Báez.

En la ordenanza Nº 5857 se estableció que es el Municipio el que subsidia el servicio gratuito, y que el intendente es el que realiza las reasignaciones presupuestarias.

Sobre la base de lo dispuesto por la norma vigente desde febrero, el empresario realizó las presentaciones correspondientes ante las autoridades municipales.

Comentá la nota