Choferes y empresarios suspendieron el servicio nocturno de colectivos

Es por los reiterados ataques a unidades. Los trabajadores consideraron que no hay garantías de seguridad, ni para los trabajadores, ni para los pasajeros. En principio se habla de una medida "por tiempo indeterminado".
Los trabajadores de la Unión Tranviarios Automotor, con el aval de los empresarios suspendieron el servicio nocturno de transporte urbano de pasajeros, en reclamo del esclarecimiento de los incendios a unidades y de garantías de seguridad para trabajadores y pasajeros.

El disparador de la medida fue la acumulación de cuatro incendios a unidades de distintas empresas ocurridos en los últimos dos meses, el último de ellos en la noche del domingo.

Con esos cuatro hechos, suman 28 los micros siniestrados en los últimos años en Mar del Plata y los dirigentes dijeron basta. Por eso ni siquiera la intervención del intendente Gustavo Pulti, quien convocó al mediodía una reunión de las partes afectadas con el fiscal general Fabián Fernández Garello y el jefe de la Policía Osvaldo Castelli, logró que el sindicato levantara la medida, que había sido anunciada por el secretario general, Daniel Domínguez, en horas de la mañana.

"No tenemos las garantías para levantar el paro" aseveró el secretario adjunto de la UTA, Pedro Fernández, minutos después de concluido el plenario de delegados gremiales que tenía por objeto analizar la promesa de mayor control y seguimiento por parte de las autoridades policiales y judiciales.

"No es un capricho, hubo muchos hechos no esclarecidos y debemos tomar esta medida para preservar la seguridad de los compañeros y de los usuarios" señaló el gremialista, quien apuntó que "estamos muy preocupados porque no hay ningún sospechoso, ningún preso" responsable por los incendios.

"Agradecemos la buena predisposición que tuvo el intendente, pero la situación queda planteada en que estamos muy complicados con el tema", aseveró, señalando que "ya lo hablamos después de cada caso, confiamos en los operativos, se hacen, pero no alcanzan".

"Habrá que redoblar los esfuerzos" señaló en referencia a la investigación de estos casos que se han producido en los últimos meses y que han incluido asalto y/o amenazas alos choferes, con posterior secuestro, abandono e incendio de las unidades.

"Tenemos varias hipótesis, conjeturas. Por ahí la policía tiene algunos indicios de donde pueden venir, pero hay 28 colectivos incendiados en Mar del Plata y ningún preso" aseguró.

Hoy los gremialistas volverán a reunirse para analizar el avance de la situación y rever la continuidad o levantamiento de la medida, que deja sin cobertura de transporte al horario nocturno.

Decisión

La medida se anunció ayer, como consecuencia del último incendio a un micro de la empresa General Pueyrredón, en un predio de Soler y la Ruta 88.

"Tenemos que defender la integridad de nuestros compañeros y por eso adoptamos esta medida que, reconocemos, afecta a los usuarios, pero también es para reclamar por la seguridad de los pasajeros", manifestó Domínguez en conferencia de prensa.

El representante legal de la UTA, César Sivo, por su parte, lamentó que "los controles no funcionaron" al reconocer que tanto el hecho policial como la medida de fuerza debieron tomarse a poco de acordar con la policía una serie de mecanismos de protección, que incluían seguimiento de las unidades y mayor control en las cabeceras.

También por la mañana, desde la Ametap salieron a respaldar la medida. El representante legal de la cámara que agrupa a los empresarios del transporte, Marcelo Abal, consideró que "existe un justificativo" para suspender el servicio nocturno por lo que los empresarios resolvieron "adherir" a la medida tomada por las autoridades sindicales como consecuencia de los "antecedentes" de la situación.

De todas formas manifestó la intención de normalizar el servicio cuando se concreten disposiciones que logren devolver "la tranquilidad a los empleados".

Reuniones

Con la situación planteada de esa forma, la municipalidad intentó mediar para lograr una continuidad del servicio, además de propiciar el esclarecimiento de los hechos y bregar por medidas de seguridad para los trabajadores y pasajeros.

El propio intendente Gustavo Pulti, encabezó una reunión en su despacho, con la participación de su secretario de Gobierno, Ariel Ciano, los referentes de la UTA, de las empresas, el fiscal general, Fabián Fernández Garello, y el titular de la policía, comisionado Osvaldo Castelli.

"La idea fue reunir a todos los actores que estamos muy preocupados por estos episodios que se han reiterado" dijo Ciano, luego de ese encuentro, destacando el pedido del intendente hacia las autoridades de la UTA "para que revean la medida".

"Esperamos que en el transcurso de las próximas horas la gente de la UTA acceda al pedido del intendente para que revean estas medidas, teniendo en cuenta que se han diseñado políticas para reforzar la seguridad para los choferes, los pasajeros y siempre teniendo en cuenta que el perjudicado principal ante una medida de esta naturaleza es el usuario del transporte", había dicho el secretario de Gobierno.

Si bien Ciano había considerado que había "una muy buena predisposición de los dirigentes", no fue suficiente y el plenario de delegados confirmó el paro, que comenzó a cumplirse a las pocas horas.

Comentá la nota