Choferes de la línea 60 levantaron paro y restablecieron el servicio

Choferes de la línea 60 levantaron paro y restablecieron el servicio
Los choferes de la línea de colectivos 60, una de las más populares del país, cumplieron con una jornada de paro que afectó a miles de pasajeros a causa de un reclamo gremial, pero anunciaron que retomarán mañana sus tareas habituales.
Reunidos en asamblea en horas de la noche de este jueves, al término de un día agitado, los conductores de la empresa Monsa resolvieron levantar la medida de fuerza a las cero horas de este viernes, a la espera de una reunión clave con autoridades de la compañía en el Ministerio de Trabajo.

Los choferes demandan la inmediata reincorporación de compañeros despedidos más una correcta liquidación de haberes, tras sufrir descuentos salariales, y este jueves por la tarde fueron recibidos por la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, en la cartera laboral.

Este viernes será el turno de los directivos de la empresa de reunirse con funcionarios del Ministerio que conduce Carlos Tomada, pero delegados de la Línea 60 anticiparon en diálogo que los trabajadores también concurrirán a la cartera laboral, en un intento por lograr una rápida solución al conflicto.

Los mismos delegados anunciaron en declaraciones a la prensa que la medida de fuerza que realizaron este jueves los choferes se levantaba a la madrugada, a partir de las cero horas del viernes, aunque los trabajadores se mantenían firmes en sus demandas salariales y laborales.

Las autoridades del Ministerio de Trabajo que se reunieron con los conductores de la Línea 60 escucharon sus reclamos en la sede de la cartera laboral de la Avenida Leandro Alem al 600, en esta Ciudad, y se comprometieron a trasladarlos a la empresa, en el encuentro previsto para mañana.

El conflicto gremial provocó que este jueves más de 300 mil usuarios de una de las líneas de colectivos más populares de la Argentina, que une el barrio porteño de Constitución con Tigre, Escobar e Ingeniero Maschwitz, en el norte del Conurbano, se quedaran sin servicio.

Los choferes iniciaron la medida para repudiar el ataque de parte de una "patota" a "tres compañeros" que en la noche del miércoles "quisieron solidarizarse con otros trabajadores que habían sido despedidos", relató el gremialista Néstor Marcolin, en diálogo con la prensa.

Una asamblea de trabajadores de la empresa Monsa resolvió, además, llevar adelante un paro en demanda de la inmediata reincorporación de "cuatro compañeros" que fueron despedidos, remarcó el sindicalista.

A lo largo de este jueves, los choferes llevaron adelante una jornada de protesta, que incluyó un corte en la autopista Panamericana -que fue desalojada-, marchas por la ciudad de Buenos Aires y una protesta frente al Ministerio de Trabajo, antes de la reunión con Rial.

En horas de la noche, los trabajadores, reunidos en asamblea tanto en la cabecera de Constitución como en Maschwitz, votaron en favor de levantar la medida de fuerza, a la espera del encuentro de este viernes entre funcionarios de la cartera laboral y directivos de la empresa.

Comentá la nota