Choque entre UDAP y la Junta Médica

La disputa entre el gremio docente UDAP y el Gobierno por el funcionamiento de la Junta de Reconocimientos Médicos volvió a reactivarse al influjo de las protestas de la entidad sindical por lo que considera un “funcionamiento contrario al trabajador”.
El cortocircuito que ya reconoce varios capítulos desde el año pasado hasta ahora, se reinstaló con declaraciones del titular de la Junta, Miguel Díaz Garay sobre los niveles de ausentismo en la docencia y siguió con una solicitada publicada por UDAP y por las declaraciones de sus principales dirigentes que salieron a denunciar que “hay una operación con falacias sobre las docencias médicas de los docentes y el nivel de ausentismo”.

UDAP expresó su “indignación y divergencia a partir la acción que reconoce la vigencia de una inocultable matriz ideológica fracasada en los noventa, que propiciaba ajustes y pérdida de puestos de trabajo, de salario y de derechos laborales”.

Entre otras cosas, la UDAP mostró su desacuerdo con un memorándum emitido por el organismo de control sanitario que limita el otorgamiento de cartas médicas en los departamentos alejados a 2 días.

Según el gremio, “si la dolencia merece licencias de más de dos días, el docente enfermo deberá tramitar su ampliación en el edificio central, porque pareciera que los médicos de los departamentos alejados son de segunda”.

Además en la institución sindical denunciaron que “los trabajadores son sorprendidos en su buena fe porque los médicos de la junta no van a domicilio, pero dicen que si van y hacen prevalecer su palabra por sobre la del empleado público” y que “no se reconoce la ausencia en el hogar del paciente por causas de la misma enfermedad, como la asistencia al kinesiólogo o a la farmacia” y que “e todo trámite, la constante es siempre la solución que mas perjudica al trabajador”.

Por eso es que el gremio pidió una modificación del funcionamiento de la Junta Médica y que se incorpore al plantel profesional de control, el trabajo de un médico de parte, es decir de un profesional designado por el sindicato que “represente los intereses de los trabajadores”, según argumentó el secretario adjunto de UDAP, Luis Lucero.

Desde la Junta Médica

Por su parte, el director de la Junta de Reconocimientos Médicos de Salud Pública, Miguel Díaz Garay, aseguró que “la Junta funciona de acuerdo a las reglamentaciones y la ley vigente” y que “en realidad la reglamentación dice que los médicos tratantes debe hacer un diagnóstico, pero no estimar los días de licencia, ya que poner eso es atribución de la Junta”.

Según el profesional, los médicos deben diagnosticar y dar tratamiento a los empleados públicos y docentes, pero no otorgar certificados de reposo, sino que los días de licencia, sólo deberían ser estipulados por los profesionales de la Junta.

Díaz Garay que sostuvo que “cuando nos hicimos cargo el edificio de la Junta era un chiquero” y que “venimos haciendo trabajos de restauración y vamos mejorando las instalaciones”, dijo que la normativa de otorgar solamente dos días de licencia a los trabajadores del interior de la provincia “se basa en que las novedades de las licencias, recién nos llegan a fin de mes, cuando ya no hay nada para valuar”.

Por otro lado y ante una consulta, el profesional descartó de plano la posibilidad de que a la Junta se incorporen médicos de parte en representación de los trabajadores a través de los gremios porque dijo que “eso generaría una modificación del sentido de ser de la Junta” y que “habría que cambiar la ley y los objetivos”.

Enfáticamente el director de la repartición rechazó la denuncia sindical acerca de que todo se resuelve en perjuicio del empleado público y dijo que “de ninguna manera se busca perjudicar o beneficiar a nadie, sino que lo que se hace es una determinación de los días que le corresponden de licencia por cada dolencia y su gravedad”.

Finalmente y en cuanto a las visitas de los médicos de la junta a los domicilios de los empleados y docentes enfermos, Díaz Garay aseguró que “no es responsabilidad de un médico saber dónde está el enfermo cuando lo va a visitar para comprobar que está haciendo el reposo y el tratamiento indicado” y ratificó que “los niveles de inasistencia del sector docente, sigue siendo el más alto de toda la administración pública

Comentá la nota