“Las cifras precisas fueron de 45 a un 50 por ciento de acatamiento”

“Las cifras precisas fueron de 45 a un 50 por ciento de acatamiento”
Ante la adhesión al paro docente convocado por el gremio de Ateca durante el pasado jueves, el ministro de Educación de la provincia, José Ariza, expresó que esto no es una guerra de poder, pero en las planillas de asistencia se pudo contabilizar entre un 45 y 50 por ciento de acatamiento al paro.

Ante las cifras que reveló la asociación gremial de Ateca durante la jornada de ayer, respecto del 90 por ciento de acatamiento de docentes que adhirieron al paro docente que el mismo gremio convocó tras el fracaso en las reuniones conciliatorias, luego de que el Estado provincial no haya aprobado el pedido de un incremento salarial del 30 por ciento para los profesionales docentes de la provincia, el ministro de Educación, Ciencia y Tecnología, José Ariza, en diálogo con LA UNION manifestó que de acuerdo con las planillas de control de asistencias, luego del paro, las cifras de acatamiento a las medidas de fuerza fueron de entre un 45 y 50 por ciento en toda la provincia.

Asimismo indicó: “Entrar en la discusión si fue alto o bajo el acatamiento es una discusión estéril que no le sirve a nadie, ya que esto no es una batalla, tampoco una demostración de las fuerzas que posee cada sector, a nosotros nos preocupa que no se respete el derecho a la educación de los niños. De todas maneras, esas cifras que dan los gremios no son precisas, nosotros nos basamos en las planillas de asistencias en donde firman y manifiestan la voluntad para asistir a clases, sin embargo son mucho menores y rondaría entre un 45 por ciento y 50 ciento”, aseguró el ministro.

Ante esta situación, el titular de la cartera educativa de la provincia volvió a expresar que los padres son los que no envían a sus hijos a la escuela, debido a la falta de garantías que existen en los establecimientos escolares de que los docentes adhieran a la medida.

“Apelamos a que la comunidad en su conjunto, particularmente los padres, intervenga en defensa de los derechos de los chicos y sea ella la que actúe como interlocutora en el conflicto, ya que nosotros creemos que las medidas represoras son extremas, por lo que contamos con los defensores del derecho a estudiar”, señaló Ariza.

Límite financiero

Por otra parte, el ministro de Educación de la provincia reiteró que la situación financiera por la que atraviesa la provincia es límite. Por esta razón no se puede dar cumplimiento con lo solicitado por los gremios, ni tampoco realizar un mejor ofrecimiento que el efectuado por la provincia del 22 por ciento en dos partes, más un adicional no bonificable de 300 pesos.

“Insistimos hasta el cansancio que estamos en el límite financiero y que apelamos a la solidaridad de los gremios docentes, nuestra intención es garantizar el derecho a la educación, pública y gratuita”, aseguró el funcionario.

Comentá la nota