Cinpal definirá en las próximas horas si cierra la planta o sigue con la mitad de los trabajadores

Cinpal definirá en las próximas horas si cierra la planta o sigue con la mitad de los trabajadores

El futuro de los cuarenta trabajadores de la planta de Cinpal en Tandil se resolvería en las próximas horas. El titular de la firma, Joaquim Enrique Carvalho, respondió ayer al requerimiento del consulado brasileño, producto de las gestiones realizadas desde el Municipio. Los accionistas decidirán entre el cierre definitivo y la reducción de personal. Mientras tanto, los obreros y la UOM mantienen la toma de la planta ubicada en el Parque Industrial.

La respuesta fue rápidamente transmitida, en horas de la mañana, en el Municipio, por el jefe de Gabinete de Secretarios Mario Civalleri al secretario general gremial Carlos Romano, en el marco de una reunión, en la que además le comunicó que los trabajadores serán asistidos con una suma de 1500 pesos del Gobierno local.

Al salir del encuentro, el titular de la UOM dialogó con El Eco de Tandil y destacó en principio la importancia de las novedades que recibieron, gracias a las gestiones que encabezó el Municipio a través de la Oficina de Vinculación Internacional.

Precisó que la respuesta de Cinpal llegó tras varios días de incertidumbre a través del consulado, con la firma del cónsul general adjunto Valdo Amadeo Palmai.

“Hoy (por ayer jueves) se juntarán los accionistas, según dice Carvalho en la nota, y tomarán una resolución sobre la empresa. Hay dos opciones: la reestructuración, quedándose con la mitad del personal; o el cierre definitivo porque la empresa dice que es inviable”.

Desde la UOM, manifestó que “si no la quieren más, que vengan y que nos den las indemnizaciones como corresponde, pero mientras tanto la planta sigue tomada”.

Admitió que lo que buscan es que “venga acá alguien y se siente con nosotros, que nos diga qué va a pasar, ya sea el presidente o Mariela Alderete, alguien con poder de decisión”.

Aseguró que ya lo han pedido formalmente y que, incluso, también se le solicitó al delegado del Ministerio de Trabajo provincial Blas Pugliese, que vayan inspectores a la planta y hagan un inventario de la maquinaria porque hay algunas que “valen más de un millón de dólares”, subrayó.

La asistencia

del Municipio

A la espera de la resolución empresarial, entonces, confirmó que el Municipio puso a disposición de los trabajadores 1500 pesos, que deberán pasar a cobrar hoy por el Banco Hipotecario. Si bien señaló que “no es mucho”, dijo estar “muy agradecido” con la gestión que realizó Mario Civalleri. Mientras tanto, insistió en que “la toma sigue hasta tener novedades”.

Los fundamentos

de la empresa

En la carta, el gerente comercial de la empresa Cinpal aduce que la empresa “pasó a ser inviable en Argentina”, ya que en sus comienzos -en marzo de 2007-, se proyectó para que el 70 por ciento de su producción sea para el mercado externo y los costos de fabricación actuales no atienden a esa exportación.

Por lo tanto, el presidente de Cinpal aseguró que hay dos alternativas: “Reducir la planta al mercado argentino, lo que representa la utilización de 20 trabajadores de los 40 que actualmente hay; o cerrarla”.

Alegó que la resolución dependerá de los accionistas porque aclara que no se cierra una empresa sin la decisión de ellos. Admitió Carvalho que espera que hoy se tome una decisión porque no hay dinero en la Argentina, como así tampoco tienen cómo aumentar el capital para nuestro país.

Y, a su vez, remarcó que hizo una propuesta para que los trabajadores “asuman la empresa”, pero insiste en que la decisión será de los accionistas.

Carvalho finalizó su epístola señalando, al menos elípticamente, que Cinpal piensa pagar lo que debe a sus trabajadores.

“No está en los planes de Cinpal dejar de tomar una solución al problema y dejar a las personas en Argentina sin una alternativa de resolver el conflicto”, aseguró.

“Es una situación que

no se aguanta más”

Por su parte, el delegado gremial Jorge Conforti remarcó, en base a la respuesta del presidente de la Cinpal, la propuesta que el empresario les hizo a los trabajadores.

“Ahora surgió la idea de Brasil de entregarnos la empresa a nosotros, pero ¿quién se va a hacer cargo de todas las deudas que tiene Cinpal en la Argentina?”, lanzó.

Advirtió que las experiencias de cooperativas en la ciudad “no son buenas” porque planteó que “tenemos que invertir mucho dinero para arrancar a fundir de vuelta, con el que no contamos. No cobramos el sueldo, menos vamos a tener para poner una planta en marcha. Es algo imposible e ilógico, pero hay que esperar a ver qué resuelven ellos”.

Por otro lado, respecto a otra de las alternativas planteadas, la de reducir a la mitad al plantel, Conforti aseguró que “Mariela Alderete ya nos había dicho varias veces que estaba esa idea y, como delegados, le planteamos que de los 23 empleados que somos de UOM, hay 13 o 14 que se quieren ir sí o sí. No quieren estar más, desde el 2013, cuando fue el conflicto. Quisieron cambiar con gente que se quería quedar y no quisieron”.

Advirtió además que ya los últimos meses estuvieron trabajando para abastecer el mercado interno, pero aclaró que “cuando Brasil dejó de mandar plata para poder hacer las tapas, se cortó”.

“Estamos peor

que antes”

A la espera entonces de las definiciones, expresó que están “peor que antes porque encima ahora tuvimos que tomar la empresa. Tenemos que turnarnos para estar en la planta y que no falte nada porque no sabemos si puede venir alguien externo. Ya sabemos que hay empresas que en un día desarman la planta y se la llevan. Esa es como nuestra garantía para poder cobrar nuestro sueldo. Si están las máquinas, las cuidamos”.

En lo personal, Conforti deseó que se resuelva la situación lo antes posible porque admitió que “no se aguanta más”, al tiempo que agradeció la colaboración recibida durante estos días de muchos vecinos que se acercaron para solidarizarse con ellos.

Comentá la nota