Citaron a declarar a referentes de los autoconvocados por las escuchas

Rolero y Diván en la movilización donde trascendieron públicamente las escuchas telefónicas. Se desconoce si la citación de la fiscal Hernández responde a una denuncia concreta, una presentación efectuada por la policía, o una actuación de oficio.

Luis Rolero y Gustavo Diván deberán concurrir hoy a Tribunales, a raíz de la investigación que inició la fiscal Ivana Hernández, luego que un medio gráfico levantara dichos de los autoconvocados sobre supuestas escuchas telefónicas a las que habrían sido sometidos hace casi tres años.

Aún no está claro si la citación de la fiscal Hernández responde a una denuncia concreta, una presentación efectuada por la policía, o una actuación de oficio de parte de la representante del Ministerio Público Fiscal. Que el expediente está en la Justicia se sabe ya hace un par de semanas, pero desde la Policía se indicó que se radicó una denuncia formal, mientras que desde la Fiscalía se aseguró que había “una presentación que no es denuncia”.

Lo concreto es que Luis Rolero y Gustavo Diván deberán asistir hoy a Tribunales, citados por la fiscal Ivana Hernández, para explicar qué elementos tienen en su poder para afirmar que fueron víctimas de escuchas telefónicas, supuestamente efectuadas por la fuerza policial.

El supuesto trabajo de espías era conocido por varias personas, pero un medio lo hizo público a raíz de un diálogo que Rolero y Diván mantuvieron con otros vecinos el pasado 6 de mayo, en el marco de la movilización en reclamo de más seguridad que tuvo lugar frente a Tribunales.

En aquella oportunidad, los referentes de los autoconvocados trataban de convencer a otros vecinos sobre la necesidad de “no tener miedo” a reclamar a las autoridades, y en ese contexto, relataron que entre los años 2009 y 2010 ellos ya habían pasado por varias, “hasta nos pincharon los teléfonos”, graficaron sin la idea que sus dichos serían “la noticia” del día siguiente.

El titular del medio gráfico local, al parecer, no le cayó nada bien a la Jefatura de Policía piquense que finalmente fue a Fiscalía, supuestamente a pedir formalmente que se investiguen los dichos de los vecinos, aunque desde el Ministerio Público Fiscal siempre se negó que existiera una presentación de denuncia formal.

El texto de la citación judicial, que ayer recibieron los autoconvocados, indica que la causa está caratulada como “Ministerio Público Fiscal s/Investigación Preliminar”. Y se pide que los vecinos comparezcan a “prestar declaración” por los artículos 193 (Deber de Interrogar) y 194 (Obligación de Testificar).

Finalmente hoy por la mañana el agente de seguros y el herrero deberán concurrir, por separado, a la Fiscalía para aportar pruebas de sus afirmaciones, en un acto que muy probablemente quede nada más que en dichos y desviará por un tiempo la atención en la cuestión de fondo: el reclamo por más seguridad en Pico.

Comentá la nota