La City espera al dólar ahorro: los bancos necesitan tiempo y el blue se toma un franco

Si bien el viernes el billete cerró a $ 11,65, los ‘corretas’ (los mayoristas del dólar informal) no operaron, atentos a lo que ocurría en el mercado oficial. Lo mismo se aguarda para hoy, ya que vigilarán de cerca la cantidad de autorizaciones que la AFIP dará para comprar divisas. Los bancos dicen que recién mañana podrán operar
Los que pretendan ganar plata a costa de una devaluación que tenga que pagar el pueblo van a tener que esperar otro gobierno”. La frase, que no cumplió ni siquiera nueve meses, fue escrita en mayo pasado por la presidenta Cristina Kirchner en su cuenta de Twitter. En agosto, en un discurso en Tecnópolis, volvió a la carga contra los devaluadores: “O cuando me dicen: hay que tocar el tipo de cambio. Tocar el tipo de cambio es devaluación, argentinos y argentinas, ¿y sabés dónde se va tu salario cuando devalúan? Ya la vimos esa película”.

Por lo visto, a las palabras se las llevó el viento, o a la Presidenta le gusta ver la misma película dos veces, porque la brusca devaluación de los últimos dos días de la semana llevó a que los “corretas” (como le dicen a los mayoristas del blue) el viernes pasado no operaran, por temor a quedar descalzados (tener que recomprar billetes más caros de lo que habían vendido hacía minutos nomás, como les sucedió a algunos el jueves pasado).

“No tenemos precio”, es la respuesta que dieron el viernes pasado las mesas, cuando un cliente llamaba para comprar “oscuro”. De hecho, las pocas transacciones realizadas fueron a $ 11,65, con lo cual la brecha con el oficial se redujo a menos del 50%. “Hasta que el panorama no aclare un poco, no vamos a operar. Hoy no sólo habrá que ver cómo se mueve el oficial, sino también el monto que autorice la AFIP para la compra de divisas, ya que de eso dependerá cómo se mueva el paralelo”, revela uno de los grandes players.

“Porque si te autorizan u$s 500 por mes no es nada, pensá que por menos de u$s 3.000 en una cueva ni siquiera te abren la puerta”, advierten en la plaza.

Vigilia en los bancos

¿Cómo se preparan los bancos para el arranque del “dólar ahorro”? “Estamos bien armados en cuanto a tenencia de billetes, ya que el viernes pasado compramos a otro banco, pero nos complicó mucho las idas y vueltas del Gobierno, porque primero desarrollamos todos los sistemas para venta de dólares para turismo con el cambio del 35% al 20%, que fue complejo, y luego tuvimos que dar marcha atrás con todo y volver al sistema anterior, del 35%”, comenta el gerente de Productos Cambiarios de una entidad de primera línea. Hace alusión a las declaraciones que salieron publicadas ayer del ministro de Economía, asegurando que el baja en el recargo deberá esperar algunas semanas más.

“Organizamos un esquema de contingencia, con varios empleados atentos a sus teléfonos celulares esperando para ir a trabajar el fin de semana, ante la primera circular que recibiéramos del Banco Central o de la AFIP. Había programadores del área de Sistemas, gente de Normas del sector de Legales y personal de Cambios propiamente dicho, pero nos quedamos todos mirándonos la cara, porque no nos mandaron nada, recién hoy a la mañana parece que saldrá. Por lo tanto, será muy complicado de instrumentarlo en el día. Pensá que en el interior del país los bancos abren a las ocho de la mañana, aún antes de la conferencia de Capitanich donde hará los anuncios”, señalan.

“Entonces, no pudimos prever alternativas, ya que no sabemos a ciencia cierta cómo será este nuevo sistema de la AFIP, ni qué límites, formularios y controles deberemos tener como para ir implementando en nuestros sistemas. Necesitamos un mínimo de 24 horas para hacer una adecuación de los sistemas, pensá que tenemos muchas sucursales en varias provincias del país y es imposible organizar todo esto de la noche a la mañana”, alerta un banquero.

Lo que se debe tener en cuenta es que las pizarras de los bancos se “abren” cada día más. Esto significa que el spread (diferencia entre el precio de compra y el de venta) se triplicó en la última semana. Incluso, en el mismo Banco Nación, que antes tenía una diferencia de $ 0,05, el jueves fue de $ 0,10 y el viernes llegó a $ 0,15, ya que finalizó en $ 7,85 comprador y $ 8 vendedor, mientras los bancos privados y casas de cambio se cubrieron con un margen mayor: en promedio, se pudo ver $ 7,95 para la compra y $ 8,35 para la venta, con lo cual si se le suma el 20% de recargo arroja un “dólar ahorro” de $ 10. “Abrir las puntas de la pizarra es una postura defensiva para cubrirte de una devalueta intempestiva en medio de la rueda, como la que vivimos el jueves, que arrancó $ 7,20 y luego se fue a $ 8,50”, comentan en una entidad.

En tanto, desde el Gobierno hacen hincapié en que la nueva fórmula de la Coca-Cola residirá en que los que menos tienen puedan comprar dólares. Por lo tanto, un monotributista, un autónomo, un jubilado o una persona en relación de dependencia que gane $ 10.000 por mes se le deducirá los gastos que tenga (préstamo personal, crédito hipotecario, prepaga, expensas, colegio de los hijos, etcétera) y con el excedente podrá comprar dólares. En consecuencia, estiman que la mayor parte de las autorizaciones será por montos chicos, de u$s 100, u$s 200 o hasta u$s 400 por mes. El contribuyente podrá comprar ese mismo monto durante cada mes, excepto de que tenga alteraciones en sus ingresos o egresos.

Comentá la nota