Ciudad basural: sigue el trabajo a reglamento de los recolectores

Desde el viernes, el servicio es irregular o no hay recolección. El gremio reclama “elementos vitales de seguridad e higiene” a la residual Crese. La Municipalidad se mantiene en silencio y no informó si habrá un esquema de emergencia.
El trabajo a reglamento que los recolectores de residuos mantienen en Córdoba desde el viernes pasado, continuará hoy, según informó anoche el vocero del gremio del Surrbac, Carlos García.

La medida de fuerza, que en la práctica implica la no recolección de la basura en gran parte de la ciudad y en la zona céntrica, se originó en un reclamo por “elementos vitales de seguridad e higiene” a la empresa municipal Crese, y se extendió a las concesionarias privadas del servicio, Cotreco y Lusa.

El conflicto que tiene a la ciudad con la basura en las veredas desde hace 48 horas, se produce a cuatro meses de que la gestión del intendente Ramón Mestre privatizara el servicio que prestara Crese, que quedó como “residual” de la concesión.

Como se sabe, las prestaciones de Cotreco y Lusa le cuestan unos 40 millones de pesos men suales a los cordobeses, 10 millones más de lo que se pagaba cuando el servicio era municipal.

Hasta anoche no hubo explicaciones desde la Municipalidad ni se informó si se pondrá en marcha un sistema de emergencia ante la crisis. Un secretario municipal que habló con este diario dijo que durante el fin de semana hubo negociaciones con el gremio, aunque evidentemente sin resultados. Pese a la insistencia de este medio, no fue posible establecer un contacto con la secretaria de Ambiente, Gabriela Faustinelli, ni con el subsecretario del área, Sebastián Roca.

Desde el lado de las concesionarias, la empresa Lusa, a cargo de la recolección en la zona norte de la ciudad, emitió anoche un comunicado de prensa donde aseguró que “por razones ajenas a la empresa Lusa, se ha visto afectado el servicio de recolección de residuos e higiene urbana. La situación de fuerza mayor es consecuencia de que el personal de la firma se encuentra realizando una medida de fuerza consistente en “trabajo a reglamento”. Desde la empresa pidieron “disculpas a los vecinos”, al tiempo que solicitaron “la colaboración mientras se produzca esta situación sacando los residuos en los horarios y lugares habituales”.

Desde Cotreco, a cargo de la zona Sur y del Centro, afirmaron que el conflicto que llevan adelante los recolectores que trabajan a reglamento, “es un problema que deben dirimir la Crese y -el gremio- Surrbac”. El vocero Marcelo Soria dijo a LA MAÑANA Digital que “nuestro único interés es garantizar la prestación. Éste es un problema que nos excede, pero ya estamos preparándonos para que, cuando se resuelva, reforzar la recolección y ponernos al día”.

Comentá la nota