Las clases se hacen desear

El gremio convocó a la huelga en rechazo al cierre de la paritaria con un 22 por ciento de aumento. Además, decidió realizar una “jornada de protesta y movilización” el 6 de marzo. El resto de los sindicatos nacionales parará lunes y también martes.

El gremio docente Ctera anunció que hará paro el lunes en rechazo del cierre de las paritarias nacionales con un 22 por ciento de piso para los aumentos provinciales. La secretaria general del gremio, Stella Maldonado, indicó que la medida de fuerza se cumplirá el lunes, mientras que el 6 de marzo habrá “una jornada de protesta y movilización”. El resto de los gremios nacionales hará paro el lunes y el martes, mientras que las protestas se extenderán en la provincia de Buenos Aires durante el miércoles y el jueves. En la Ciudad de Buenos Aires, el martes se sabrá si llegan a un acuerdo y comienzan las clases el miércoles.

Ctera resolvió ayer en un congreso hacer medidas de fuerza. Las protestas, que incluyen una movilización al Ministerio de Educación el 6 de marzo, serán en rechazo al cierre de la paritaria que dispusieron las autoridades nacionales al no llegar a un acuerdo con los maestros.

“Nosotros estuvimos planteando 3650 pesos. Pero si hubiéramos podido lograr alguna propuesta un poco menor, habríamos estado en condiciones de aceptarla. Pero lo que se propuso (por parte del Ministerio de Educación nacional) para la primera parte del año –de marzo a septiembre– es un salario inicial de 3248 pesos, que está por debajo de la canasta de pobreza”, advirtió la dirigente sindical. “Realmente ha habido una postura muy conservadora, muy fiscalista del Estado Nacional, que no ha reconocido que nuestro salario quedó atrasado los dos últimos años”, remarcó.

Según indicó Maldonado, la protesta será también para que “se eleve al 8 por ciento del PBI el presupuesto educativo, así como la modificación del Impuesto a las Ganancias, la universalización de las asignaciones familiares y que el Ministerio de Trabajo intervenga en la negociación paritaria”. “La decisión de ir al paro en el inicio del ciclo lectivo no fue impuesta por el anuncio que realizaron los otros cuatro gremios nacionales, sino que esperamos a que cada sindicato de base cerrara su negociación y hoy (por ayer) lo debatiéramos en nuestro congreso.” La titular de Ctera nacional consideró que, en algunas provincias, el conflicto “puede ser muy prolongado” y dejó en claro que el escenario en la provincia que gobierna Daniel Scioli “es muy grave”.

En la provincia de Buenos Aires –donde cursan cerca de cinco millones de alumnos– el gobierno de Scioli no hizo una oferta y pidió esperar hasta el 15 de marzo para negociar. Los gremios lo rechazaron y harán cuatro días de paros y protestas. El presidente del Instituto Cultural bonaerense, Jorge Telerman, opinó que todo se resolverá cuando lleguen “los refuerzos extraordinarios de la Nación, como siempre sucede”. “Seguramente en los próximos días podremos saber exactamente cuántos son los recursos que estamos esperando”, se ilusionó.

En los principales distritos soplan vientos de huelga: los gremios docentes de Córdoba, Santa Fe, Mendoza y Neuquén anunciaron paros. En Córdoba hubo acuerdo, pero se plegarán al paro de Ctera. Lo mismo harán en La Pampa, San Juan y Jujuy. En tanto no hubo acuerdo e irán al paro Entre Ríos, Corrientes, Santa Cruz, Catamarca, Chaco y Santiago del Estero. En cambio, en seis provincias comenzarían las clases. Se trata de Formosa, Salta, La Rioja, Misiones, San Luis, Chubut y Río Negro. De todos modos, en estos últimos cuatro distritos aún no hubo acuerdo paritario, por lo cual podría plantearse algún tipo de conflicto. En Tierra del Fuego rechazaron el aumento del ocho por ciento, pero no anunciaron medidas de fuerza por el momento.

En tanto, en la Ciudad de Buenos Aires, el gremio Ademys rechazó la oferta del ministro de Educación, Esteban Bullrich, de un aumento del 26 por ciento. El lunes marcharán al Congreso nacional y el miércoles –día en el que empiezan las clases en la Ciudad– harán paro. “Bullrich prometió un aumento de 13 por ciento para marzo, que los docentes cobrarían en abril, y de otro 13 por ciento para julio, que se cobra en agosto. Esta oferta es insignificante para el sueldo docente”, consideró el secretario general de Ademys, Carlos Oroz. “La política del gobierno nacional, que en la paritaria nacional otorgó un magro aumento, facilita de esta manera las ofertas salariales a la baja en las diferentes jurisdicciones del país”, advirtió.

Comentá la nota