No hay clases por el paro docente

No hay clases por el paro docente

Los principales gremios docentes realizarán hoy un paro a nivel nacional ante la negativa del gobierno y las provincias a reabrir la paritaria salarial. Ayer, el titular de la cartera educativa, Esteban Bullrich, volvió a cerrar la puerta a esa posibilidad. Así las cosas, todo indica que los próximos meses estarán marcados por un creciente conflicto en escuelas y universidades.

Bullrich rechazó de plano el reclamo de los docentes y aseguró que “no hace falta” una nueva discusión salarial porque los aumentos acordados (en marzo) con el sector fueron “significativos”.

“No vemos la necesidad” de modificar el acuerdo que se firmó porque “los incrementos que se han dado son significativos, y además vemos una caída de los índices de inflación”, afirmó el ministro.

“SE AGRAVARA EL CONFLICTO”

El funcionario justificó la postura del gobierno en una “cláusula de aumento automático (que contiene el acuerdo paritario) atado al monto del salario mínimo, vital y móvil”. “En función de esa cláusula, habrá un nuevo incremento en septiembre que representará una suba del 47% anual, y del 50% en enero próximo”, añadió.

El secretario gremial de Ctera -el mayor gremio docente del país-, Eduardo López, acusó a Bullrich de “ocultar deliberadamente que el incremento del 50% del que habla sólo alcanza al 8% de los docentes del territorio nacional”, por lo que pidió reabrir la paritaria para que “el 92% restante recupere el poder adquisitivo perdido con las políticas de este gobierno”, de lo contrario “se agravará el conflicto”, anticipó.

En la provincia de Buenos Aires también hay una pelea por los números, pues el gobierno bonaerense compara el aumento otorgado a los maestros en febrero (34,6%) con la inflación enero-junio, mientras que los gremialistas dicen que “no tomar en cuenta la inflación de diciembre tras la devaluación que decidió esta administración, la cual se trasladó por completo a los precios, demostraría una intencionalidad de bajar los sueldos de los trabajadores de la educación, literalmente”, apuntó días atrás el jefe del Suteba, Roberto Baradel.

Asimismo, todas las entidades sindicales hacen hincapié en la inflación interanual. “Está por encima del 46% y de cualquier acuerdo paritario”, remarcan.

Por otra parte, hay reclamos que van más allá de los salarios, tales como “cumplimiento de los acuerdos paritarios (denuncian “irregularidades” en muchas provincias); continuidad de los programas nacionales socioeducativos (advierten sobre el “desfinanciamiento” de varios de ellos, como los de coros y orquestas, actividades infantiles y juveniles); eliminación del impuesto a las ganancias; rechazo a cualquier intento de modificación de la jubilación, y un aumento de los fondos para educación equivalente al 10% del PBI”.

QUIENES PARAN

A nivel nacional, la primera huelga docente que unirá a los maestros con los profesores secundarios y universitarios es convocada por la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera); la Unión Docentes Argentinos (Uda); la Confederación de Educadores Argentinos (Cea); Docentes Argentinos Confederados (Dac), y los universitarios nucleados en la Conadu, la Conadu Histórica y la Feduba.

Los maestros de enseñanza técnica agrupados en Amet acompañarán el paro con una “jornada de protesta”, y los privados del Sadop anunciaron una huelga para el próximo 2 de septiembre.

EN LA PROVINCIA

En la Provincia paran la Federación de Educadores Bonaerenses (Feb), el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (Suteba), además de la delegación local del gremio, la seccional provincial de la Unión Docentes Argentinos (Uda) y la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (Udocba). Los afiliados a Amet también realizarán una jornada de protesta.

Coment� la nota