Las clases peligran en la Provincia y se negocian en la Ciudad

Las clases peligran en la Provincia y se negocian en la Ciudad

La provincia de Buenos Aires todavía no convocó a los gremios docentes bonaerenses a negociar aumentos salariales para 2013 y parece casi imposible que comiencen las clases el lunes próximo como está previsto, mientras que en la Capital los maestros volvieron ayer a rechazar la propuesta salarial del gobierno porteño para establecer el piso mínimo que deberán ganar este año y acordaron una nueva reunión para seguir negociando hoy.

El secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), Roberto Baradel, afirmó que mañana se reunirán para decidir las medidas a adoptar en torno al inicio de clases y anunció que “está en riesgo el comienzo del ciclo lectivo”.

“El jueves nos reuniremos para evaluar las medidas a adoptar pero nos vemos muy lejos de sellar un acuerdo porque estamos a pocos días de comenzar el nuevo ciclo lectivo y no hubo convocatoria”, dijo Baradel.

El dirigente destacó que la falta de convocatoria “pone en riesgo el inicio del ciclo lectivo, hoy existen muchas probabilidades de que se tomen medidas de fuerza”.

En tanto, la Unión de Docentes de Buenos Aires (Udocba) anunció ayer un paro por 72 horas para la semana próxima, según detalló Miguel Díaz, titular de ese gremio enrolado en la CGT de Hugo Moyano.

En la ciudad de Buenos Aires, la propuesta “consistió en el mismo 21% que nos ofrecieron ayer (por el lunes) pero distribuido de otra manera en los meses de marzo y en octubre, donde se llegaría a los $ 4.000 de sueldo inicial”, detallaron los gremios.

Gustavo Frutos, titular de la Unión Docentes Argentinos (UDA), destacó que “no nos pusimos de acuerdo ni en la cantidad ni en a calidad, ya que queremos tener todo el incremento al mes de julio”.

Néstor di Miglia, de la Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys), precisó que “pretendemos un incremento de 30%, con un sueldo inicial de $ 4.000 en un solo pago y retroactivo a enero”, y añadió que “el gobierno porteño solo mejoró un poquito la oferta”.

Eduardo López, secretario general de la Unión de Trabajadores de al Educación (UTE), destacó que el planteo es de 4.000 pesos “como piso y que de allí salgan las horas cátedra de curricular, la horas cátedra para la enseñanza media. Lo único que coincidimos con Mauricio Macri es que queremos que haya clases pero queremos que haya maestros para dar esas clases”.

El gobierno porteño programó un encuentro paritario con los 17 sindicatos docentes hoy a las 10 en la sede de la cartera educativa porteña, Paseo Colón 255. Los sindicatos unificaron su propuesta de llevar los $ 3.100 actuales a $ 4.000 para el docente que recién inicia su actividad y que todo el aumento vaya al sueldo básico.

Comentá la nota