Clásico: gremios reclaman bono navideño de hasta 4 mil pesos

Clásico: gremios reclaman bono navideño de hasta 4 mil pesos
Embestida incomoda a gobernadores e intendentes; la escala de planteos arranca en $ 1.000
En la reedición de un clásico que incomoda a los gobernadores, crece la presión de gremios del interior en pos de que los Ejecutivos otorguen en diciembre un "bono navideño" a los trabajadores estatales, con reclamos que van hasta al menos los 4.000 pesos.

Ya enfrentan planteos de ese tenor, por caso, los gobernadores de Buenos Aires, Daniel Scioli; de La Rioja, Luis Beder Herrera; y de La Pampa, Oscar Jorge.

Pero una situación similar también se traslada a las intendencias, como en el caso de Vicente López, en el norte del conurbano bonaerense, donde buscan arrancarle a Jorge Macri (PRO) un plus de 1.000 pesos.

En este último rubro ya hay avances: en recientes horas el jefe comunal kirchnerista de la ciudad entrerriana de Gualeguaychú, Juan José Bahillo, otorgó un aumento salarial del 4% -que redondea un 24% anual- y una suma fija por única vez de 1.400 pesos a los empleados municipales.

Aunque con matices según el distrito, los dirigentes alegan que la inflación ya hizo añicos el incremento otorgado a principios de año (que se paga en dos o tres cuotas, según el caso), y remarcan que la herramienta de un aporte extra les permitiría pilotear los gastos de fin de año y esperar el inicio de las paritarias 2014.

Este escenario tiene su correlato a nivel nacional: la CTA opositora que comanda Pablo Micheli ya hizo público su pedido a la Casa Rosada de un plus de fin de año con "un piso" de 2 mil pesos para trabajadores estatales y privados, mientras el gremio de los camioneros -que tiene como figura central a Pablo Moyano- redobló la apuesta y pretende un extra en dos cuotas de 5 mil pesos.

Sin embargo, no hay consenso en esta materia en el arco gremial nacional: el titular de la CGT oficialista, Antonio Caló, no se plegó a la pretensión. "En la UOM vamos a priorizar y a analizar cómo están los puestos de trabajo; no hay que apurarse", evaluó.

Por de pronto, en el plano de las provincias el contexto es complicado: buena parte de los mandatarios advirtió que la discusión salarial ya fue cerrada por este año, de la mano de la estrechez de las finanzas locales y de que en 2014 la presión será mayor, a partir del fin de la tregua concedida por Balcarce 50 a las provincias para pagar pesados vencimientos de deuda.

Veamos los tironeos que ya se viven en algunos distritos:

LA PAMPA

La Mesa Intersindical local exige al Gobierno del justicialista Jorge el pago de una suma fija a fin de año de 4.000 pesos.

"Esta provincia es muy cara para vivir", advirtió el secretario general del Sindicato de Trabajadores Judiciales, Ceferino Riela, cuando el ministro de Hacienda local, Sergio Violo, argumentó que a nivel nacional algunos dirigentes aspiraban a un plus de 1.000 pesos.

Según Riela, "la pauta salarial no alcanza a cubrir los costos mínimos de una canasta básica".

"Y hay que tener en cuenta que en diciembre se disparan los precios hacia arriba, se transmite a enero y después no baja".

"Habrá que conversar, lo decidirá el Poder Ejecutivo en conjunto con los gremios", afirmó, por su parte, Violo, quien admitió la necesidad de abonar una suma fija porque "se hace muy largo el período hasta el 31 de enero", aunque "siempre y cuando las finanzas lo permitan".

LA RIOJA

El titular de la CGT local, Jorge Reynoso, confirmó la pretensión de que el Gobierno del peronista Beder Herrera otorgue a los trabajadores estatales un "bono navideño" por 1.000 pesos a mediados de diciembre.

"Lo que buscamos es que de alguna manera los estatales riojanos puedan contrarrestar la constante suba de precios y por ello creemos que ese monto es beneficioso para los empleados públicos", argumentó Reynoso, quien además es el secretario general del gremio de los camioneros.

No es, sin embargo, la única embestida en la provincia: el SOEM -gremio que agrupa a los empleados municipales de la capital riojana- aspira a que les otorguen un plus de fin de año de 2.000 pesos.

El antecedente no es alentador: en 2012 Beder Herrera resolvió no conceder el adicional navideño reclamado por los sindicatos.

BUENOS AIRES

Por su parte, la Unión de Docentes de Buenos Aires (UDOCBA) llevará adelante hoy y mañana un paro de 48 horas en reclamo de un aumento del salario mínimo a 5 mil pesos y del pago de un bono de 2 mil pesos, una -dicen- "erogación mínima" a la que el Gobierno de Scioli puede hacer frente.

"Son unos 700 millones de pesos para los docentes, y entre todos los trabajadores del Estado serán 1.500 millones", sostuvo el secretario general de UDOCBA, Miguel Díaz.

ENTRE RÍOS

En línea con lo anticipado por Pablo Moyano, el secretario general del Sindicato de Camioneros provincial, Antonio Alizegui, destacó que el pedido de un bono de 5.000 pesos para fin de año compensará lo que "se ha perdido del salario por la inflación".

Se anticipó, en tanto, que el intendente Bahillo en Gualeguaychú selló ya con los municipales el pago de una suma fija de fin de año por 1.400 pesos, tras los reclamos elevados por los trabajadores locales.

Coment� la nota