Día clave en el conflicto del SiMaPe

El ministro de Trabajo Carlos Tomada pidió se convoque a las partes para alcanzar un acuerdo. La empresa Moscuzza habría aceptado pagar el 22% todo junto, Solimeno está dispuesto pero solicita el aval del gobierno nacional. En tanto el vicegobernador Gabriel Mariotto se reunió con autoridades del SiMaPe y posteriormente solicitó la intervención del ministro Yauhar para destrabar el conflicto que mantiene paralizado el puerto desde hace 80 días.
Ayer por la mañana el SiMaPe cortó la Ruta 2 en el acceso a Mar del Plata, bajo la consigna “Trabajadores de la pesca, ignorados por el ministro Yahuar. Señora Presidenta, escuche nuestro reclamo”. Así pudo leerse en los volantes que repartían entre los automovilistas, pero no solo a ellos hicieron llegar su reclamo. Juan Novero, secretario general del gremio, se comunicó con el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto, para solicitarle que intervenga en el conflicto. Está previsto que durante el día de hoy se lleve a cabo la reunión en la que el mandatario provincial solicitará al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Norberto Yauhar, que allane el camino para lograr un acuerdo.

Por su parte el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, solicitó a los responsables de la cartera que convoquen a todos los sectores involucrados; si Yauhar no toma la resolución será el propio Ministro de Trabajo quien hará la convocatoria. A pesar de que desde Trabajo se había negado la existencia de una propuesta superadora al convenio firmado por el SOMU, hoy estarían manejando lo anunciado por el SiMaPe: abonar el 11 por ciento correspondiente al mes de octubre a partir de julio.

“La última propuesta llegó por el intendente Gustavo Pulti a través de una directiva de Carlos Tomada, se trataba de un 11% en marzo y un 11% en julio. Entonces, entendíamos que la gente se hubiese encontrado con todo el aumento justo ahora y no en octubre. Pero más allá del parecer de un dirigente, eso se tenía que definir en asamblea. Ni tiempo para eso nos dieron. Desde arriba retiraron la propuesta”, señaló Pablo Trueba, secretario adjunto del SiMaPe.

Antonio Solimeno, en coincidencia con la lectura realizada por este medio manifestó que “la solución es política” y agregó que “nosotros estamos dispuestos a aceptar pagar el 11 por ciento en julio y no en octubre pero necesitamos el aval del gobierno, hasta ahora estamos solos. Yo doy mi palabra, voy a juntarme con los gremios pero necesito estar respaldado por el Estado, debemos sentarnos en la misma mesa el gobierno nacional, el SOMU, el SiMaPe y nosotros”.

El empresario José Moscuzza habría sido el primero en saltar el cerco de la unión empresaria y ya habría llegado a un acuerdo con el SiMaPe, aceptando pagar en una sola vez el 22 por ciento convenido con el SOMU. De esa forma, sus marineros podrían comenzar a embarcar en las próximas horas.

Los armadores más chicos ya habían manejado la posibilidad de llegar a un acuerdo de parte con el SiMaPe en los mismos términos que ha acordado Moscuzza y es probable que el acuerdo se concrete en los próximos días, si desde el gobierno nacional no se ofrece una solución para el conjunto de los armadores.

Desde el sector empresario reconocen las gestiones realizadas por el subsecretario de Pesca Miguel Bustamante y por el Intendente de la ciudad, Gustavo Pulti; pero observan que sus posibilidades de acción son muy acotadas: “Si no hay una decisión política de destrabar el conflicto ellos pueden llegar hasta un punto, después depende de otros”, aclaran.

Hoy será un día clave para saber cuál será el devenir del conflicto y de ello dependerá la decisión que se tome en el plenario de la CGT local que se realizará hoy en la sede del gremio UTA. Allí se decidirá la realización de una marcha por las calles de Mar del Plata que involucra a distintos sindicatos en apoyo al SiMaPe y en reclamo por la afectación de otros gremios como consecuencia del reclamo que mantiene parado al puerto.

“El sector político, evidentemente, quiere debatir a partir de quién la tiene más larga y a los gremios de Mar del Plata se nos terminó la paciencia, porque ya hay hambre entre los trabajadores y porque ya no es un problema del Simape sino de todos los gremios de Mar del Plata”, declaró Fabián Giovannello, secretario gremial de la CGT local.

El dirigente señaló que se han registrado despidos y suspensiones a obreros del gremio de comercio, camioneros y fileteros, por ello decidirán en el plenario el día y la hora de la movilización que podría realizarse el próximo jueves o viernes. Todavía no está previsto un paro general de actividades, ya que antes de ello esperarán que funcionarios nacionales tomen intervención para dar una solución definitiva al conflicto. De no suceder, la medida podría hacerse efectiva la próxima semana.

Desde el Ministerio de Trabajo de la Nación comienza a bajar ayuda para los obreros del filet. Cristina Ledesma fue recibida por la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, y allí se habría concretado la ayuda para los obreros del pescado. Se trataría de una partida de dinero destinada a quienes hayan sido suspendidos o tengan inconvenientes para cobrar la garantía horaria que marca el Convenio que rige la actividad. Todavía no se conocen avances en contención social para los trabajadores en negro, de los que la cartera laboral ha dado cuenta en las últimas inspecciones.

La situación para los obreros de planta es cada vez más complicada y en ese sentido el empresario Antonio Solimeno fue contundente: “No hay vocación por nuestra parte de seguir con el paro, ya no sé qué le voy a decir a la gente de tierra, en 30 años por primera vez Solimeno se demoró en el pago de la quincena. El SiMaPe está pidiendo que baje el ministro Yauhar y tienen razón, tiene que terminar con este conflicto”.

Comentá la nota