Hoy es un día clave para el conflicto por el transporte público

En el marco del conflicto que tiene como protagonistas a Vercelli Hnos y el gremio de la UTA, tanto la empresa como los trabajadores aguardan que el Concejo Deliberante apruebe cambios que destraben la situación. Si no, volvería el paro.
Largos meses de tensión podrían desembocar este jueves en una salida a la delicada situación del transporte público en nuestra ciudad; o bien, en una profundización del conflicto. La clave estará en lo que decidan los concejales, que se reúnen en sesión ordinaria desde las 8:30. Si prospera el principio de acuerdo que la empresa estuvo buscando con los ediles, el conflicto entre Vercelli Hnos y la UTA podría quedar resuelto mediante la audiencia que ambas partes tienen -también mañana- a las 11:00 en la delegación local del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires. De lo contrario, ya sin conciliación obligatoria, el gremio podría volver a las medidas de fuerza y reactivar el paro que la acción ministerial había desactivado provisoriamente el 29 de marzo pasado.

El eventual acuerdo que serviría para destrabar el conflicto incluiría varios puntos, entre los cuales podrían figurar el traslado a las tarifas de viajes a las localidades del aumento del 40 por ciento que se aplicó (escalonado) en el boleto local.

En tanto, la expectativa de los trabajadores del transporte se mantuvo en ascenso. Al igual que el martes, hoy volvieron al Palacio Municipal con la intención de tener certezas sobre lo que irá a pasar mañana. Sin embargo, esta vez no pudieron ingresar al municipio, cuyo acceso principal permaneció cerrado por la mañana. El único ingreso disponible (por calle Pellegrini) estuvo custodiado por efectivos policiales. Según expresaron los trabajadores, no les habrían permitido el ingreso al Palacio.

Aunque sí pudo ingresar un grupo de tres empleados de la empresa de transporte, que fue recibido en la planta alta por los concejales Oscar Bossoletti y Enzo Ale, del bloque del PJ. Según comentara más tarde Bossoletti a EL NORTE, “los recibimos nosotros porque el oficialismo no se quería reunir con ellos y los concejales de la UCR no estaban en el Concejo Deliberante en ese momento”.

Más allá de recibirlos, los justicialistas no pudieron dar una certeza que tranquilizara demasiado a los trabajadores. “Nosotros les garantizamos que vamos a dar quórum para que el tema pueda tratarse”, explicó Bossoletti, titular del bloque de concejales del PJ.

Sin embargo, el justicialista no se mostró confiado en la posibilidad de que el tema llegue mañana al recinto. De ser así, el mejor escenario posible que cabrá imaginar sería la extensión de la conciliación obligatoria que puso paños fríos al conflicto, cuando ya la UTA había entrado en plan de medidas de fuerza. La conciliación puede ser prorrogada, como máximo, por cinco días (hábiles) más.

En caso de que esto no ocurra, el otro escenario posible será más crudo: los 10 trabajadores suspendidos por Vercelli vuelven a ser separados provisoriamente de la plantilla (incluso desde la empresa no descartaron la posibilidad de nuevas suspensiones), a lo cual la UTA responderá con un nuevo paro que dejará a la ciudad sin colectivos por tiempo indeterminado.

Comentá la nota