En un clima de ansiedad, definen el aumento para la Bonaerense

En un clima de ansiedad, definen el aumento para la Bonaerense

La Provincia se apresta a concretar el anuncio. Hay inquietud en la fuerza.

El ministro Ritondo, durante el lanzamiento del plan de seguridad conjunto con el gobierno porteño. En la Provincia, definen el aumento salarial para la Policía

Funcionarios del gobierno bonaerense apuraban ayer la definición del aumento salarial que se otorgará a la Policía, en medio de un fuerte hermetismo y el clima de malestar e inquietud que se registra en la fuerza.

Fuentes oficiales reconocían ayer que se trabajaba para concretar en las próximas horas un anuncio en relación a la nueva escala salarial de la fuerza de seguridad bonaerense.

La Policía y el Servicio Penitenciario son dos sectores de la administración que todavía no han recibido una propuesta de aumento en sus ingresos. En cambio, el gobierno de María Eugenia Vidal cerró acuerdos con los docentes y los estatales, en tanto está en plena negociación con médicos y judiciales.

Como se dijo, la definición del aumento aparecía rodeada de un fuerte hermetismo. En ese marco, rondaba una idea en el ministerio de Seguridad que apuntaba a establecer un mix. Por un lado, un incremento cercano al 15% para el primer semestre del año. Por el otro, el pago de una suma para todos los agentes, equivalente a un monto determinado de horasCores, los adicionales que realizan los uniformados en dependencias policiales.

Ese combo apuntaría a acercar el sueldo inicial de los policías bonaerenses al que cobran los agentes de la Metropolitana. Se hablaba, por caso, de unos 16 mil pesos. Pero, como se dijo, hasta anoche no había definición.

La decisión oficial está rodeada de un clima de malestar en la fuerza, al punto que sectores de la Bonaerense están convocando a una protesta para el próximo sábado ante la demora oficial en comunicar la mejora.

Concretamente, entre las 20 y las 22, a través de las redes sociales, se está llamando a una “retención total de tareas” y un “sirenazo”. Y además, a no atender el servicio de emergencia 911 durante ese mismo lapso.

REACCION DE VIDAL

El gobierno provincial reaccionó frente a la amenaza de protesta de sectores de la policía. La propia gobernadora María Eugenia Vidal les advirtió a los integrantes de la fuerza que “no pueden hacer retención de tareas” porque una medida de esa naturaleza supondría “evitar actuar frente al delito” y “eso no es posible”.

Y en ese marco reiteró que hará “la mejor oferta posible” de recomposición salarial.

A través de la red social Facebook, un grupo de uniformados afirmó que “gran parte de los 90 mil efectivos apoyamos con nuestro voto a María Eugenia Vidal. Hoy, a cuatro meses de su asunción y a pesar de haber prometido salarios dignos, no hay un peso de aumento”.

MEDICOS Y JUDICIALES

En tanto, los médicos de la Cicop finalizaron ayer un paro de 48 horas y rechazaron una oferta salarial del 15 por ciento hasta julio al tiempo que los judiciales de la AJB retomarán hoy la negociación con la Provincia y definieron en asambleas una huelga de dos días para la semana que viene.

Cicop recibió la primera oferta salarial del año: una suba del 15 por ciento en dos tramos hasta junio (5 por ciento retroactivo a enero y 10 en marzo) y el compromiso de volver a negociar salarios en julio.

La propuesta fue rechazada por “totalmente insuficiente”, dijo el presidente de Cicop,Fernando Corsiglia.

Por su parte, los judiciales, que rechazaron una oferta salarial anual del 25,5 por ciento definieron en asambleas impulsar una nueva medida de fuerza de 48 horas para la semana próxima.

No obstante la decisión podría reverse si hoy, en una nueva reunión prevista con la Provincia, reciben una oferta mejorada para poner a consideración de sus afiliados. “N nos reunimos con el ministro de Justicia Carlos Mahiques que nos prometió una nueva negociación salarial” dijo el secretario gremial de la AJB, Agustín García.

Los judiciales vienen reclamando una suba salarial anual del 45 por ciento.

Comentá la nota