CNRT intimó a empresas de larga distancia para evitar un nuevo paro

CNRT intimó a empresas de larga distancia para evitar un nuevo paro
Ayer, al cierre de esta edición no hubo definiciones sobre el conflicto de los choferes de larga distancia, nucleados en UTA.

Tras el vencimiento de la conciliación voluntaria, dictada por el Ministerio de Trabajo, la Unión Tranviario Automotor se mantenía en estado de alerta, según expresó el secretario general adjunto, Rubén Aguilera.

Por otro lado, el interventor de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), Dr. Ariel Franetovich, intimó a la Cámara Empresaria de Larga Distancia (CELADI) y a los representantes legales de las empresas, en referencia al vencimiento del plazo de conciliación obligatoria con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

El interventor de la CNRT entiende que la conducta de los prestadores del servicio público interurbano de pasajeros implica una decisión unilateral y consensuada, que consiste en no cumplir con el pago del aumento de salarios para el corriente año y que tiene alcance, a juicio de esta intervención, de maniobra de lock out patronal, al igual que lo acontecido entre los días 2 y 7 de mayo pasados.

Es deber de la CNRT instrumentar las medidas necesarias para garantizar a la ciudadanía la prestación del servicio público de transporte de pasajeros en condiciones de seguridad y eficiencia. Es por eso, que el titular del organismo intimó a las empresas a que cumplan con el pago acordado en las paritarias y se abstengan de reanudar el conflicto gremial que entorpece e interrumpe un servicio público esencial como lo es el transporte de pasajeros, tal como lo instruyó el secretario de Transporte, Dr. Alejandro Ramos. Este accionar puede ser considerado una violación a lo previsto por el artículo 194 del Código Penal, de modo que en caso de ser necesario se procederá a cumplir con las sanciones que se establecen en dicho artículo.

Será preciso recordar que el sector fue favorecido durante años con apoyo público para fortalecer el transporte. En este sentido, el sector debió promover la generación de una flota moderna, competitiva, de bajo costo e impacto ambiental, cuyo cumplimiento era una obligación central de cada una de las empresas, sus directivos e igualmente de la Cámara que los agrupa.

Comentá la nota