Hoy cobrarán los estatales con escuelas aún sin clases

Hoy cobrarán los estatales con escuelas aún sin clases

ATE sigue discutiendo con el Gobierno cómo liquidarán los sueldos.

Unos 40 mil trabajadores provinciales y municipales cobrarán hoy sus haberes de julio, en medio de un fuerte reclamo de ATE por lo que considera un error a la hora de liquidar el aumento trimestral que acordó con el Gobierno. Ayer, la mayoría de las escuelas de la ciudad estuvieron cerradas y nada indica que el conflicto esté cerca de solucionarse. Desde el Ejecutivo insistieron en que están cumpliendo lo que dice el acta.

El paro comenzó el lunes y continúa hoy con una marcha que partirá a las 11 del monumento a San Martín e irá a la Gobernación.

El gremio reclama que el aumento de este mes incluya el adicional del 3% (la mitad de la inflación del trimestre anterior), establecido en el acta que se firmó en marzo.

Para el Ejecutivo, esa suma fue “excepcional” y no se aplica en la segunda cuota de incremento. El ministro de Gobierno, Mariano Gaido, indicó que el acta “dice con claridad que es un pago extraordinario del primer trimestre” y que “las actualizaciones se hacen por la inflación, con el salario de diciembre como base”.

Hoy se depositan los sueldos de los estatales, algo que podría avivar el reclamo. Carlos Quintriqueo, titular de ATE y CTA, advirtió: “En este día de cobro vamos a darles una respuesta contundente y también se les va a disparar el sector docente”.

Acusó al Gobierno de “no liquidar los sueldos como se acordó y presionar a varios intendentes para que liquiden como dicen ellos”. Criticó también al ministro de Economía, Norberto Bruno, “porque mientras pasa esto él está de vacaciones en Grecia”.

Jorge Marillán, adjunto de ATE, indicó que el paro es casi total entre los auxiliares de Educación. Informó que el 90% de las escuelas debieron cerrar ayer y “algunos directivos nos avisaron que los llaman del ministerio a ofrecerles una empresa de limpieza, que no lo vamos a permitir”.

Por la protesta, también estuvieron cerradas varias reparticiones públicas. Entre ellas el ISSN, donde los estatales cortaron el tránsito sobre Alderete y Buenos Aires.

En paralelo, los docentes de ATEN Capital hicieron ayer un retiro para exigir la "correcta liquidación" del nuevo aumento trimestral. Aunque el acta de este gremio es diferente a la de ATE, temen perder los adicionales acordados.

A nivel provincial, ATEN convocó a un plenario de seccionales el lunes, después de que cobren el sueldo los maestros. Ayer denunciaron que no se pagó el aumento trimestral a jubilados docentes y están en alerta por otros incumplimientos del Gobierno. Desde el ISSN se argumentó que no tuvieron los índices a tiempo y liquidarán la suba a los pasivos más adelante.

Mientras, en algunas escuelas ayer se organizaban para dejarles trabajos prácticos a los chicos hasta que se reanuden las clases. Confirmaron la suspensión de actividades las primarias 178, 199 y 183; los CPEM 53, 26, 23, 12, 47 y 69, y las EPET 17, 14 y 3 y varios establecimientos de otras ciudades. No hay aún instancias de negociación que indiquen una posible solución del conflicto a corto plazo.

¿Qué dice el acta de la discordia?

La discusión entre ATE y el Gobierno está en el tercer punto del acta que firmaron el 16 de marzo, que sumó un 50% al resultado de la inflación del primer trimestre. Se indica que ese monto era “excepcional”, pero nada dice del plazo para dejar de cobrarlo. Para el gremio sigue vigente y para el Ejecutivo no. El artículo dice textualmente: “En la primera actualización, que se efectuará a partir del 1 de abril del corriente, se abonará, en forma excepcional, el 50% más sobre el IPC resultante del primer trimestre (enero/febrero/marzo)”. El problema radica en que, en abril, los estatales cobraron ese 50% extra, de modo que tuvieron una suba del 9%, no del 6%. Si ese adicional ahora no se paga más, la diferencia a favor queda en un 2,3%. Si sigue vigente, sumaría a sus sueldos un 5,3%.

Los municipios esperan señales para la liquidación

El secretario general de ATE, Carlos Quintriqueo, deslizó que el gobierno provincial estaría “presionando” a los intendentes que pagan el aumento vía actualización del IPC, para que liquiden los sueldos sin cambios.

De hecho, ya en algunos municipios los sindicatos permanecen en estado de alerta, a la espera de las negociaciones pero al filo del pago de los salarios.

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Centenario (Soemc) se encuentra en estado de alerta y pidió información a la comuna de cómo se liquidarán los salarios en estos días.

Salvo Cutral Co y Neuquén capital, que tienen “autonomía” financiera, los demás municipios neuquinos tuvieron que acudir a las arcas provinciales para hacer frente a estos aumentos, que son una suerte de “paquete” que las comunas compran a la provincia.

Para Quintriqueo, “el cálculo del monto era excepcional pero la percepción no, era de ahí en adelante, por eso la venimos cobrando todos estos meses hasta hoy, que la quieren quitar”. Para el ministro Mariano Gaido, la suma extra se pagó durante un trimestre y se perdía con el segundo incremento “porque si no, no sería excepcional”.

Los judiciales no quieren ingresos por “confianza”

El Sindicato de Empleados Judiciales del Neuquén (Sejun) se movilizará hoy a partir de las 9 en repudio de un acuerdo judicial que permite el ingreso de “secretarios y secretarias” al Poder Judicial.

“Repudiamos el acuerdo porque el único requisito es la confianza, con la gravedad de que ingresan con una categoría alta de oficial superior de primera, en detrimento de la gente que ya aprobó concursos y está esperando ingresar”, dijo a este diario Claudio Salazar, secretario general de Sejun.

La situación ya fue denunciada a la Subsecretaría de Trabajo de la provincia, en el contexto de la discusión del convenio colectivo de trabajo de ese sector.

Hoy los empleados, gremialistas y aspirantes a los concursos se movilizarán por el centro de la ciudad con una volanteada informativa.

“Lo que hace el Gobierno es armar una planta política en todo el Poder Judicial”, concluyó.

Comentá la nota