Los colectiveros amenazan ir al paro con Moyano y Barrionuevo

Los colectiveros amenazan ir al paro con Moyano y Barrionuevo
La fecha se fijará la semana próxima. Exigen medidas contra la inseguridad y la inflación.
“Si los gobernantes gobiernan mal, el pueblo no puede callarse”, disparó ayer el titular del gremio de colectiveros, Roberto Fernández. Y aunque evitó pronunciarse de manera definitiva, dio a entender que su gremio, la UTA, se sumará al paro nacional “en contra del ajuste”. La marcha es convocada por las CGT opositoras de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo.

“Si las autoridades no se llaman a la reflexión y no se sientan a dialogar, vamos a compartir ese paro” que tendrá lugar en abril, expresó Fernández.

La UTA viene de adoptar medidas de fuerza en reclamo de mayor seguridad para sus trabajadores. El viernes pasado en Villa Celina fue asesinado durante un robo a su colectivo el chofer practicante Leonardo Paz, de 22 años. La UTA declaró un paro hasta la medianoche que dejó varadas a miles de personas. El Gobierno lo calificó de “salvaje”. Fernández negó ayer una nueva medida fuerza en reclamo de mayor seguridad ya que, “por ahora”, están “buscando una manera de seguir hablando con las autoridades para llegar a un acuerdo”.

Pero al mismo tiempo ratificó la intención de sumarse al paro general lanzado el jueves por el sindicalismo opositor, en fecha que será fijada el martes próximo. Se supone que será convocado para la segunda semana de abril, o a más tardar la siguiente.

“Acá nadie está en contra del Gobierno, estamos en contra de las acciones del Gobierno”, sentenció el gremialista que, formalmente, todavía integra la CGT Balcarce que lidera el metalúrgico Antonio Caló. “Exigimos medidas contra la inseguridad y la inflación”.

La eventual adhesión de colectiveros y también de los maquinistas de trenes de La Fraternidad al paro de abril es la sorpresa de la movida pergeñada por moyanistas y barrionuevistas. Son dos gremios clave para garantizar que el día de la medida de fuerza “no se mueva un alfiler en el país”, como arengó Moyano el jueves desde un balcón del primer piso del edificio de la CGT. Teniendo bajo el ala a estos gremios junto a los de camioneros, ferroviarios, portuarios, aeronáuticos y estaciones de servicio, esperan un alto impacto de la medida de fuerza.

El paro fue convocado en medio de fuertes tensiones por las negociaciones paritarias, luego de la devaluación que aplicó el Gobierno en enero y con una inflación que superó el 7% en los dos primeros meses del año. El rosario de razones que enumeró Moyano incluye la alta inflación, el reclamo de paritarias libres, suba de jubilaciones y el impuesto a las Ganancias.

En las últimas horas otros dos choferes de colectivos volvieron a ser víctimas de asaltos, en la línea 320 en Villa Bosch (donde el chofer fue golpeado por los ladrones) y en la 407, en Beccar. Con lo que suman al menos 6 los asaltos a colectivos en la última semana. Sin embargo tras el paro del viernes, Fernández insistió en que en este tema, es tiempo de “buscar alternativas” que no sean medidas de fuerza y recordó que con ese objetivo estuvo reunido el jueves por la tarde con el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, y con empresarios del sector.

Comentá la nota